Reid: Primarias deberían empezar con estados de población tan diversa como EEUU

En Nevada, el voto latino ha inclinado la balanza hacia los demócratas en elecciones cerradas. El partido sabe que esta es su carta de triunfo y, afirman, lo volverá a ser en 2016
Reid: Primarias deberían empezar con estados de población tan diversa como EEUU
Harry Reid, lider de la minoría demócrata en el senado, dice que los demócratas han trabajado duro por lograr cambios en las leyes migratorias pero los republicanos no han colaborado.

Las Vegas, NV.  El primer debate presidencial demócrata se lleva cabo en el tercer estado que vota el año que viene en las primarias, y para el senador Harry Reid, esa elección es la primera que realmente importa.

“La verdad es que Nevada tiene la diversidad que refleja el país”, dijo Reid a los medios en un encuentro poco antes del debate en el Hotel Casino Wynn de Las Vegas. “Ni Iowa ni New Hampshire tienen eso. Son estados pequeños y nada diversos”.

Es un argumento que los demócratas se han cuidado en enfatizar en las horas previas al debate de los presidenciables de ese partido: la diversidad de la base demócrata es mucho mayor que la republicana, afirman, aún cuando estos tienen un precandidato latino y uno afroamericano.

Reid, sin embargo, se metió en problemas con el gobernador de New Hampshire al dar declaraciones similares hace un par de días. Este le pidió que se disculpara.

“Ok, me disculpo. New Hampshire tiene muchísima gente y muy diversa”, dijo Reid, haciendo reir a la sala de prensa.

El sistema de primarias de los partidos estadounidenses le da una importancia extraordinaria a dos estados que votan primero en el proceso de primarias: Iowa y New Hampshire. Ambos estados con una población minoritaria muy pequeña. Se considera que el resultado en estos dos estados puede marcar el éxito o el fracaso de precandidatos para el resto de las primarias.

Pero los demócratas han hallado el triunfo en estados más diversos, como Nevada, donde las minorías han hecho la diferencia para los demócratas en años anteriores. Reid ganó su última elección en 2010 ante fuerte oposición republicana gracias al margen que recibió de parte del voto latino, que se decantó en su favor mucho más que en el de la retadora republicana.

Aún así, la participación de los latinos no ha sido lo que podría ser. Por ejemplo, la asistencia de estos a las urnas en las elecciones de medio período en 2014 fue muy baja. De 189,000 latinos registrados, solo 97,000 salieron a votar.  Otros casi 100,000 no están registrados y unos 39,960 residentes legales podrían hacerse ciudadanos y no lo han hecho.

Los demócratas saben que del éxito que tengan movilizando esta población depende en buena parte su posibilidad de seguir ganando elecciones a nivel nacional.

La presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz dijo durante una mesa redonda con los medios en Las Vegas que el DNC tiene “un departamento de movilización de votantes”.

“Estamos trabajando en la campaña más grande de movilización que se haya visto”, dijo Wasserman Shultz. “Pero sabemos que, al final, son los temas de la campaña los que van a decidir que la gente salga a votar”.

Alrededor de la web