Cirugía le regresa su femenidad a latina con cáncer de seno

Cirugía le regresa su femenidad a latina con cáncer de seno
El único programa de reconstrucción gratuita de senos en todo el país, My Hope Chest, ofrece cirugías a las personas sin seguro médico o que no pueden pagar el deducible como Angie Senquiz.

A Angie Senquiz le dectaron cáncer de seno en el 2012. El tratamiento estándar de mastectomía y quimoterapia le salvó la vida, pero no le puedo regresar el sentimiento de “sentirse mujer“.

“Mi esposo no me volvió a ver desnuda. Yo me sentía mal. No estaba completa sin los senos. Me quedé con el dolor de no sentirme mujer”, dijo Angie, una sobreviviente de cáncer de seno que se quedó sin seguro médico antes de que le realizaran la cirugía de reconstrucción de seno.

Desde el 2012 ella ha buscado la forma de recibir esa cirugía que le devolvería el sentimiento de ser mujer, pero gana demasiado para calificar para Medicaid (el programa público de cobertura gratuito) y aunque ahora tiene seguro médico, el deducible es $6,000 y no lo puede pagar.

Angie explicó que está obligada a tener seguro médico por la Ley de Salud a Bajo Precio -conocida como Obamacare-, por lo que paga mensualmente 263 dólares.  Después de pagar la renta, el seguro médico y otros gastos, no le queda dinero para cubrir el deducible.

“Busqué a ayuda por todas partes. Hasta que encontré a My Hope Chest y en agosto comenzamos el proceso de reconstrucción”, dijo Angie muy agradecida.

My Hope Chest es la única organización a nivel nacional que ayuda a mujeres como Angie que necesitan la cirugía de reconstrucción de seno, pero que no tienen los medios para financiarla.

Esta institución sin fines de lucro fue fundada por la sobreviviente de cáncer Alisa Savoretti en el 2003, una Showgirl de Las Vegas que tuvo que esperar dos años para que su seguro médico le cubriera la cirugía.Fundadora de My Hope Chest

My Hope Chest

Según las estadísticas, unas 6,200 mujeres perdieron sus senos en el 2010 y no tenían seguro médico que cubriera la reconstrucción.

Angie espera terminar el proceso de reconstrucción de sus senos a finales de octubre cuando le tatuen los pezones. Este es el último paso.

“Yo estoy muy agradecida porque me siento mejor. Me siento satisfecha aunque aún me falta el tatuaje. Ya me siento completa otra vez. Quiero contar mi historia porque hay tantas mujeres como yo que necesitan la cirugía, a estas mujeres quiero decirles que hay esperanzas”, dijo Angie.

Para más información visite la página web www.myhopechest.org

Para las mujeres que necesitan ayuda pueden comunicarse  a la organización escribiendo a info@myhopechest.org o llamando al 727-642-4243.  Si quiere escribir una carta la dirección postal es PO Box 3081, Seminole, FL 33775.