El Niño llega con fuerza a California

Las lluvias y deslaves del jueves son un indicador de que el fenómeno climatológico ya afecta el estado, dicen los metereólogos
El Niño llega con fuerza a California
Una foto proveída por Caltrans muestra los autos atascados en el lodo sobre la autopista 5 en el Tejon Pass.

El Niño ha llegado finalmente a California y ya dejó la primera muestra de su poderío.

Las fuertes lluvias acompañadas de granizo que cayeron el jueves en varias partes del norte del condado de Los Ángeles dejaron varados a decenas de autos en las autopistas y carreteras. Las áreas más afectadas fueron las de Lake Hughes, Elizabeth Lake, Gorman, la carretera 138 entre Quail Lake y Lancaster y la Autopista 5 a la altura de Grapevine, que apenas reabrió ayer por la tarde..

En el área de Elizabeth Lake el lodo rodeó varias casas, mientras que Leona Valley, al este de Palmdale, recibió hasta 6 pulgadas de lluvia, con vientos de hasta 60 millas por hora, reportaron las autoridades.

En la Carretera 58, al sur de Tehachapi, unos 75 camiones, dos autobuses de turistas y cerca de 200 vehículos quedaron atrapados en medio de 20 pies de lodo y escombros. La Patrulla de Carreteras de California (CHP) calcula que les tomará cerca de tres días limpiar y reabrir la vía que conecta el Valle Central con el Valle del Antílope.

Decenas de autos quedaron atrapados por el lodo.
Decenas de autos quedaron atrapados por el lodo.

Algunos conductores, como José Antonio Vargas, quien viajaba desde Long Beach a Fresno, utilizaron las redes sociales para pedir ayuda. En el video que subió a su página de Facebook mientras el lodo inundaba la Autopista 58, se puede escuchar su grito de auxilio

“Se esta inundando aquí. Alguien llame al 911. En el 58, los carros se están yendo, se esta inundando”, era el mensaje desesperado de Vargas.

Después de varias horas atrapado en el lodo, fue rescatado y enviado a uno de los refugios de emergencia instalados en Tehachapi, segun comunicó en su página.

Indicios de la llegada de El Niño

Robbie Munroe, metereólogo del Sistema Nacional del Clima (CNS) en Oxnard, indicó que lo observado  el jueves al norte del Condado de Los Ángeles es un indicio que ya nos encontramos en medio del fenómeno de El Niño. Su impacto más fuerte se sentirá en los meses de otoño e invierno.

“Aún cuando ya estamos en medio de un fenómeno fuerte, se incrementará aún más en los próximos dos meses, antes de que alcance un punto máximo y comience a debilitarse”,dijo Munroe.

Aunque es difícil predecir, Munroe advirtió que hay que estar preparados para situaciones similares a las vividas el jueves.

“Puede que no veamos durante el invierno los tipos de tormentas que vimos ayer [jueves], que estaban más restringidas a una zona. Normalmente, las lluvias que vemos durante el invierno abarcan una zona más amplia, las cuales podrían ocasionar también inundaciones, deslaves u otros incidentes. Pero es algo diferente en cada caso, dependiendo de las condiciones [atmosféricas]”.

Las intensas lluvias en el norte del condado de Los Ángeles generaron ríos de lodo en la zona.
Las intensas lluvias en el norte del condado de Los Ángeles generaron ríos de lodo en la zona.

Preparativos en Los Ángeles

Las autoridades de la ciudad y del condado de Los Ángeles ya se preparan para la llegada de este fenómeno, con información disponible para el público y monitoreo de las áreas de mayor riesgo de inundaciones durante las lluvias.

La Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles lanzó el portal Prepárese para El Niño 2015 que ofrecerá información del clima en tiempo real, cómo prepararse y enfrentar una inundación o cualquier otro incidente relacionado con las lluvias.

Brandon Bowling, portavoz del departamento de obras públicas del Condado de Los Ángeles, señaló que actualmente están enfocados en las áreas que ya han sido afectadas por las primeras lluvias. Sin embargo, mantienen una constante vigilancia en áreas como Glendora, donde han ocurrido deslaves de consideración en el pasado.

“Continuaremos con esa vigilancia durante el invierno, a medida que avancen las tormentas de El Niño”, dijo Bowling.

Por su parte, la ciudad de Los Ángeles también ofrece información a los residentes a través de la página web ReadyLa.org. También cuentan con un sistema de alerta, NotifyLA, en donde los angelinos pueden registrar su número de celular y correo electrónica para recibir notificaciones de algún percance en el área donde viven.

“Cuando pasa algo en un área, vemos en el mapa y enviamos mensajes a las personas que viven cerca de esa área que está impactada”, dijo Chris Ipsen, portavoz del Centro de Emergencia de la ciudad de Los Ángeles.

Con respecto a las áreas de mayor riesgo en Los Ángeles, Ipsen dijo que Sunland-Tujunga podría verse impactada debido a los incendios que han afectado a los bosques cercanos a esa zona. También la cuenca de Sepúlveda, donde se ubica el Parque Woodley podrían sufrir con las inundaciones.

No acabará con la sequía

Aunque El Niño podría traer los inconvenientes de inundaciones, deslaves y otros incidentes, también se espera que alivie un poco la sequía que abruma a California en los últimos cuatro años.

Pero según el pronóstico develado este jueves por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), no se espera que la elimine por completo.

“A pesar de que la anticipada disminución de la sequía son buenas noticias para California, una temporada con lluvias por encima del promedio no eliminará cuatro años de sequía”, dijo Mike Halpert, subdirector del Centro de Predicción Climática de la NOAA. “California necesitaría casi el doble de lluvia normal para superar la sequía y eso es algo poco probable que suceda”.

Qué hacer en caso de deslave

  • Muévase rápidamente fuera de la trayectoria del flujo de deslizamiento de tierra o escombros. Alejarse de la trayectoria del flujo a una zona estable reducirá su riesgo.

  • Si no puede escapar, acurrúquese como una bola apretada y proteja su cabeza. Esa posición le  proporcionará la mejor protección para su cuerpo.

  • Manténgase alejado de la zona de deslizamiento. Puede haber peligro de deslizamientos adicionales.

  • Compruebe si hay personas heridas o atrapadas cerca del lugar de los deslaves, sin entrar en la zona del deslizamiento. Informe a los rescatistas de su ubicación.

Ayude a un vecino que pueda necesitar asistencia especial – niños, ancianos, y personas con discapacidad. Las personas que cuidan a las personas mayores o que tienen familias grandes pueden necesitar ayuda adicional en situaciones de emergencia.