Juez: hijos de indocumentados se quedan sin acta de nacimiento en Texas

Niega medida cautelar para obligar al estado a aceptar matrícula consular como identificación de los padres

Un juez federal de Austin, Texas, optó este viernes por no intervenir a favor de las familias inmigrantes a las que se les ha negado el certificado de nacimiento de sus hijos nacidos en Estados Unidos por no tener una forma de identificación oficial válida aceptada por el estado.

Al negar una medida cautelar de emergencia que pedían las familias, el juez federal de distrito, Robert Pitman  argumentó que los abogados de los demandantes deben presentar evidencia adicional que muestren que las medidas adoptadas por Texas les están causando daño a los padres y a sus hijos, mientras tanto el caso continuará.

Los abogados, que ahora representan a 27 padres y sus 32 hijos, presentaron en agosto pasado una demanda contra el Departamento de Servicios de Salud de Texas luego que autoridades locales se negasen a aceptar diversos documentos extranjeros de identificación.

La agencia estatal ha pedido que se desestime la demanda, argumentando que la corte carece de jurisdicción sobre reclamos contra la agencia estatal.

La Unidad de Estadísticas Vitales, la agencia responsable de emitir los certificados de nacimiento, se niega a aceptar varias identificaciones emitidas por gobiernos extranjeros, como es el caso de la matrícula consular que expide el gobierno a sus ciudadanos que viven y trabajan en Estados Unidos.

Pero las autoridades se han negado a últimas fechas a aceptar las matriculs consulares, lo que dificulta a las personas que viven ilegalmente en Estados Unidos obtener certificados de nacimientos para sus hijos, de acuerdo con la querella. La agencia ha dicho que nunca ha aceptado estos documentos y que no ha habido cambios en los requisitos de identificación del estado.

El estado argumenta además que tiene “el poder para controlar las circunstancias bajo las cuales provee copias de certificados de nacimiento” y que sus políticas no interfieren con regulaciones federales.

Los abogados que solicitaron la medida cautelar de emergencia dijeron que se está haciendo daño a los niños y familias que necesitan los certificados para registrar a los menores en escuelas y garantizar los derechos paternos.

Los abogados le han pedido al Departamento de Servicios de Salud de Texas que nombre dos formas razonables de identificación disponibles para los padres inmigrantes que están ilegalmente en el país, para que puedan recibir los certificados de nacimiento.

La Constitución estadounidense garantiza la ciudadanía a sus hijos porque nacieron en Estados Unidos. Ese derecho se ha vuelto un tema candente entre aspirantes presidenciales republicanos luego que Donald Trump dijese que lo eliminaría para hijos de inmigrantes que están ilegalmente en el país.

Sin un certificado de nacimiento, es difícil para los niños tener acceso a atención médica, viajes, escuelas y otras prestaciones disponibles para los ciudadanos estadounidenses.

Entre otros casos señalados por los abogados, está el de un niño que vive en una parte peligrosa de México y que no puede regresar a Estados Unidos porque carece de un certificado de nacimiento. Igualmente, inmigrantes han sido “detenidos e interrogados por funcionarios de inmigración sobre el estatus de inmigración de sus hijos, y sobre su relación con los menores”, de acuerdo con el pedido de los abogados.