Es cierto: los hombres son más fáciles de engañar

Los hombres son más proclives a ser víctimas de 'Phishing' y estafas electrónicas
Es cierto: los hombres son más fáciles de engañar
Un reciente estudio encontró que los hombres tienden a revelar su información confidencial con más frecuencia que las mujeres.
Foto: Shutterstock

“Cuando la limosna es grande, hasta del santo desconfía”.

¿Quién no ha recibido alguna vez uno de esos extraños correos electrónicos que nos notifican de lejanos y desconocidos familiares que nos han dejado una suculenta herencia, o de negocios increíbles que nos harán millonarios de la noche a la mañana?

Phishing es una modalidad de fraude cibernético basado en correos electrónicos, con logos falsos de compañías reales, que los hacen parecer legítimos a pesar de no serlo. El estafador envía este tipo de correo, en Phishing Expeditions, como cebo y anzuelo para robar información personal y dinero a quienes creen en su veracidad.

Un estudio reciente realizado por KnowBe4, una empresa de seguridad, información y testeo de software (knowbe4.com), encontró que los hombres son más proclives que las mujeres a caer en el engaño. Según la encuesta, los hombres revelaban su información y credenciales 225% veces más que las damas. Luego de analizar 201,755 correos maliciosos, la empresa encontró que, al cabo de 60 días, 5.28% de la información había sido revelada por hombres, y 1.92% por mujeres.

Señales de alerta

Todos estamos expuestos a fraudes y estafas electrónicas. ¿Cómo saber si se trata de un correo legítimo o de una expedición de Phishing? Compilamos una lista con las señales más comunes de que se trata de un correo malicioso:

* Te piden que envíes dinero o información personal. Es posible que no lo mencionen en el primer mensaje, pero eventualmente recibes un correo que te pide información personal o dinero, para cubrir expensas, impuestos o algún tipo de honorario.

* Agencias gubernamentales. Los estafadores generalmente se hacen pasar por agencias como el IRS. Recuerda que el gobierno jamás utiliza el correo electrónico para iniciar un trámite importante y personal.

* Enlace engañoso. Si mueves el mouse sobre el enlace que te enviaron, sin llegar a darle un click, podrás ver que la dirección del sitio no coincide con la dirección verdadera de la empresa o la agencia gubernamental que dice ser.

* Parece demasiado bueno para ser verdad. Si recibes un correo electrónico que te parece sospechoso y quieres saber si se trata de un fraude, o si realmente una tía millonaria, a quien nunca conociste, se apiadó de ti y te dejó unos pesos, puedes visitar el sitio de ayuda al consumidor: https://www.consumer.ftc.gov/scam-alerts. En el sitio podrás encontrar una lista de los últimos fraudes electrónicos y reportar Phishing y otras estafas.