¡Renée Zellweger recuperó su rostro! Mira cómo luce (fotos)

La actriz se dejó ver en un evento solidario junto a Reese Witherspoon y Courtney Cox
¡Renée Zellweger recuperó su rostro! Mira cómo luce (fotos)
Foto: getty images

La actriz Renée Zellweger es la reina de las transformaciones. Cuando protagonizó la primera Bridget Jones, en 2001, dio sobrada muestra de cómo podía utilizar su cuerpo para convertirse en el personaje que exigía el guión engordando decenas de kilos en poquísimos meses. Venía de coprotagonizar junto a Jim Carrey Irene, yo y mi otro yo (2000), una película en la que la simpática actriz ostentaba un cuerpo de ninfa.

Tras el exitazo de El diario de Bridget Jones, Renée volvió a adelgazar y brilló en papeles en los que se la vio flaquísima, como por ejemplo el de Roxie Hart en la multipremiada Chicago (2002). Tres años más tarde volvió a subir los kilos necesarios para ser nuevamente Bridget, y luego volvió a su peso de siempre.

Una década después, tras varios años fuera de la luz pública, la actriz causó enorme preocupación cuando se dejó ver con una imagen absolutamente diferente: el año pasado el mundo entero señaló a Renée por haber abusado de las cirugías estéticas dado que el rostro que mostró en varios eventos se veía casi irreconocible.

Renée Zellweger
¿Hubo cirugías? Renée, en 2002; Renée, en 2014, Renée, en 2015.

Hubo quienes vaticinaron el fin de su carrera e incluso se llegó a hablar de que la producción de la tercera entrega de la película, que ya se estaba preparando, estaba pensando en otra actriz para el rol de Bridget, ya que Renée había cambiado tanto… Pero no, no hizo falta.

En septiembre del 2016 veremos el estreno de El bebé de Bridget Jones, la tercera parte de la saga, en la que la protagonista no es más “gordita”, se ve saludable con su embarazo, y la actriz que la encarna recuperó de alguna mágica manera sus cachetes redondeados y sonrosados.

Renée Zellweger

Así al menos pudimos ver en algunas imágenes del film y en su última aparición en público, este fin de semana, junto a las actrices Courtney Cox y Reese Witherspoon, en una caminata solidaria para apoyar la lucha contra la ELA (ALS en inglés, la enfermedad que se popularizó con el #IceBucketChallenge, campaña que invitaba a famosos a darse un baldazo de agua fría y nominar a sus colegas). La actriz abandonó el rodaje que tiene lugar por estos días en Londres para volar a Los Ángeles y apoyar así la iniciativa de su publicista, Nanci Ryder.