Al no entrar Biden, se aclara el panorama. Pero, ¿para quién?

Un 15% del votante demócrata se queda sin rumbo y según expertos, se inclinaría más hacia Hillary, pero está por verse qué pasa ahora que el vice presidente decidió no candidatearse.
Al no entrar Biden, se aclara el panorama. Pero, ¿para quién?
Flanqueado por su esposa Jill y por el Presidente Barack Obama, el vice presidente Joe Biden decide por fin que no será candidato demócrata a la presidencia.

La decision del vicepresidente Joe Biden de no presentar su candidatura presidencial por los demócratas aclara, según expertos, el panorama dentro de ese partido: la pelea está entre Hillary Clinton y Bernie Sanders.

Un 15% del votante demócrata, según las encuestas más recientes, se quedó sin candidato y ahora deberá decidir qué camino tomar. En las recientes encuestas, los números estaban así: Clinton: 49%, Sanders 29%, Biden 15%.

Pero el mayor suspiro de alivio viene del lado de Clinton, opinaron politólogos.

“Creo que es obvio que Hillary debe de estar contenta”, dijo la analista Christina Greer, profesora de ciencias políticas en Fordham University. “Biden hubiera sido una amenaza mayor para ella que para Sanders. Tanto Hillary como Biden serían candidatos más centristas, más del establishment”.

Nada contentos estarán los que buscaban un “Plan B” a Clinton, y que no piensan que Sanders es una buena opción para las elecciones presidenciales del año que viene, por su ideología política más progresista.

“Ellos buscaban algo diferente a Hillary, porque es una candidata controversial, que genera reacciones muy fuertes. Mira lo que escuchamos de los republicanos hacia ella, meses y meses del tema de los emails, de Bengazi, etc.”, agregó Greer.

En una campaña en la cual lo último es la “autenticidad”, decir lo que se piensa y no lo políticamente correcto (Trump es un ejemplo), las salidas y la imagen de Joe Biden eran consideradas algo positivo para los demócratas, aunque en el pasado han metido en problemas al vicepresidente.

Republicanos se dicen contentos

Los republicanos, sin embargo, reaccionaron encantados ante la retirada de Biden y hasta sacaron un comercial mostrando la foto más desagradable de Clinton que pudieron encontrar. El presidente del partido republicano dijo que ahora, los demócratas “si podían ser derrotados”.

“La única razón por la cual se discutió una campaña de Biden es porque el pueblo americano piensa que Clinton es deshonesta y no se puede confiar en ella”, dijo Reince Preibus.

Donald Trump, el favorito republicano, dijo por Twitter que: “Creo que Joe Biden hizo la decisión correcta para él y su familia. Personalmente, prefiero ir contra Hillary porque su historial es muy malo”.

//platform.twitter.com/widgets.js

En opinión de otros, sin embargo, la salida de Biden realmente confirma el dominio de Clinton sobre sus competidores, al menos en la interna demócrata.

“Biden es un tipo magnifico que a mucha gente le cae bien y se hablaba de que esa reputación lo hacía preferible a Hillary. Pero solo los ‘opinadores’ profesionales de Washington lo veían como algo probable”, dijo Raph Sonenshein, director del Instituto Pat Brown de Políticas Públicas en Cal State LA.

La realidad es que por muy agradable que sea Biden, la buena onda hacia una persona “se acaba en el mismo momento en que entran a la campaña. Eso hubiera pasado con Biden también”, agregó Sonenshein.

Hay quienes argumentan que los demócratas que no soportan a Clinton ahora tendrán dos opciones: O votar por ella creyendo que es la que puede ganar o “darle otra ojeada a Bernie Sanders”.