Kamala Harris para el Senado federal

El 7 de junio próximo tendrá lugar la votación primaria por senador federal en representación de California, y los dos candidatos con más votos pasarán a la ronda general del 6 de noviembre. Quien gane reemplazará a Barbara Boxer.
Kamala Harris para el Senado federal
Kamala Harris, fiscal general de California. /ARCHIVO
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

El próximo senador que represente a California deberá articular una estrategia que beneficie al país, pero también a la población de su estado. Debe también defender los intereses esenciales de la comunidad latina: empleos accesibles y adecuados; educación de calidad y módica, lucha contra la delincuencia y por supuesto, una reforma migratoria general.

Aunque falta más de medio año, es necesario establecer prioridades.

Lideran la campaña las demócratas Kamala Harris, procuradora general de California y Loretta Sánchez, congresista del condado de Orange.

Ambas son buenas candidatas, que dignifican la campaña.

Ambas mujeres se pisan los talones para llegar al escaño del Senado Nacional.
Ambas mujeres se pisan los talones para llegar al escaño del Senado Nacional, pero Kamala Harris tiene mayor potencial de liderazgo nacional. / Ciro Cesar

Sánchez, hija de mexicanos de Lynwood, ingresó al Congreso en 1997 venciendo al veterano Bob Dornan, en un distrito que era bastión de los conservadores republicanos. Su sorpresiva elección estimuló la de otros hispanos y contribuyó al aumento de su representación política.

Creó y encabeza una subcomisión sobre mujeres en el ejército; es parte del Blue Dog Coalition, un grupo de 15 legisladores demócratas etiquetados conservadores. Entre otros, votó contra la guerra en Irak, defiende el derecho de la mujer al aborto y ha respaldado temas progresistas.

Kamala Harris, hija de una doctora india y un profesor jamaiquino, descolló como procuradora de San Francisco y anteriormente en el condado Alameda; combinó la lucha contra el crimen con la conciencia de sus causas sociales. Adaptó su trabajo a la era de sitios sociales e internet y creó un hub para combatir la explotación cibernética.

Defiende firmemente las ciudades santuario y el derecho de autoridades locales de decidir cómo lidiar con las federales migratorias. Apoya la salud, educación y seguridad públicos para todos, incluyendo indocumentados.

Fue recientemente atacada por afirmar que “un inmigrante indocumentado no es un criminal”. Apoyó suministrar defensa legal a los niños migrantes no acompañados de Centroamérica.

Harris apoya el control de armas y la protección del medio ambiente; se opone a la pena de muerte salvo casos especiales; persiguió los crímenes de odio, en particular contra niños y adolescentes LGBT.

Ambas son buenas candidatas. Sin embargo, consideramos que Kamala Harris tiene mayor potencial de liderazgo nacional y mejor cumple con los requisitos arriba detallados.

Ha demostrado su compromiso con quienes menos tienen y su comprensión de la necesidad de proteger a las minorías y avanzar la reforma migratoria. Sus logros y dinamismo hacen esperar que continuará destacándose en la representación de California en Washington.

CLICK HERE TO READ THIS EDITORIAL IN ENGLISH