Protestan por ‘tácticas sucias’ de los abogados del LAUSD

El trauma de presuntas víctimas de abuso sexual se incrementa por extenuantes interrogatorios y exámenes médicos solicitados por abogados del LAUSD, reclaman
Protestan por ‘tácticas sucias’ de los abogados del LAUSD
Protesta hoy afuera del LAUSD contra tácticas “sucias” de sus abogados

Padres de estudiantes que han sido víctimas de abuso sexual en escuelas de Los Ángeles pidieron este martes a las autoridades escolares detener las prácticas “intimidatorias” de sus abogados.

Según ellos y sus defensores legales, el equipo de abogados del Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD) somete a los denunciantes de abuso infantil a constantes “interrogatorios” y a rigurosos exámenes médicos y psicológicos que los dejan con más traumas. El plan, afirman, es que retiren las demandas.

Esto se afirmó en una protesta que el martes por la mañana se realizó frente a las oficinas del LAUSD.

Las quejas de los padres

“Someten a los niños a múltiples exámenes médicos independientes donde los doctores hacen las mismas preguntas que los niños ya testificaron”, reclamó el abogado Luis Carrillo, representante de padres en el escándalo de abuso sexual en la primaria Miramonte.

“Cada vez que les hacen esas preguntas los niños quedan más traumados. El Distrito escolar le está haciendo un enorme daño a los niños”, agregó el litigante.

Un juez le ordenó a Carrillo pasar un día en la cárcel por no acatar una orden judicial en el caso de una menor supuestamente abusada en su escuela. Le acusan de intentar limitar el cuestionamiento a una jovencita de 15 años por parte de un siquiatra contratado por el LAUSD.

El abogado, según se reportó, le habría advertido al siquiatra -en frente de su cliente- que un examen mental sería “traumático” para la jovencita, quien se echaría a llorar incontroladamente.

Protesta hoy afuera del LAUSD contra tácticas “sucias” de sus abogados

Un amparo impidió que Carrillo se presentara este martes en una cárcel a cumplir su sentencia, que él y sus clientes consideran una táctica “sucia” del LAUSD para eliminar las querellas de este tipo.

“Estas víctimas de abuso infantil en escuelas del LAUSD no reciben la protección adecuada”, dijo el abogado Michael Carrillo, hijo de Luis Carrillo. “Y luego cuando interponen demandas usan tácticas intimidatorias, acosadoras y abusivas para que estos niños retiren las demandas”, señaló.

Un vocero del LAUSD indicó que el organismo no haría comentarios sobre el motivo de esta protesta.

En la manifestación, se mostraron carteles donde se leía “No se queden en silencio, paren el abuso del LAUSD”, “Los abogados del LAUSD trauman a los niños” y “¿Están seguros mis hijos en las escuelas?”.

Una madre presente en la protesta, cuya hija es parte del grupo de demandantes en el escándalo de la primaria Miramonte, pidió detener el acoso del equipo legal del LAUSD.

“Estamos luchando para que paren esos abusos contra nuestros niños”, dijo.

Otra madre de un estudiante supuestamente abusado en su escuela dijo entre lágrimas que las autoridades académicas deben enfocarse en castigar a los depredadores sexuales.

“Pedimos que se haga justicia contra los corruptores de menores, contra los maestros que están cometiendo abusos contra los niños”, expresó.

Numerosas acusaciones

Protesta hoy afuera del LAUSD contra tácticas “sucias” de sus abogados
Protesta hoy afuera del LAUSD contra tácticas “sucias” de sus abogados

Hasta el 1 de julio un total de 174 trabajadores del LAUSD, la gran mayoría profesores, fueron sacados de las aulas mientras concluían investigaciones por mala conducta. Un total de 65 de estas denuncias se referían a presunto abuso sexual contra sus alumnos.

Un reporte de la Oficina del Auditor General de California determinó tras una revisión de seguimiento que el LAUSD resuelve ahora las quejas por conducta inapropiada de sus trabajadores en un promedio de cinco meses, la mitad del tiempo en que se atendían hace tres años.

Con este resultado, el distrito escolar angelino ha tratado de sacudirse la pésima imagen que le dejó el escándalo de abuso sexual en la primaria Miramonte, por el que ha pagado 175 millones de dólares en acuerdos extrajudiciales en 51 demandas. Las víctimas fueron niños latinos.