¿Y por qué no lo dejas?

Si estás atrapada en una relación abusiva, existen recursos que pueden ayudarte
¿Y por qué no lo dejas?
Foto: Shutterstock

La semana pasada, la UN presentó su reporte The World’s Women 2015 sobre la situación actual de la mujer en el mundo. El análisis encontró que las mujeres han ganado terreno en áreas como la salud y la expectativa de vida, pero permanecen igual en otras, como la violencia de género.

El reporte indica que más de un tercio de las mujeres en todo el mundo han sido víctimas de violencia física o sexual en algún momento de sus vidas. Las mujeres representan alrededor de las dos terceras partes de las víctimas de homicidios cometidos por la pareja o en el entorno familiar. El 60% de las víctimas de la violencia siguen sin denunciarla ni pedir ayuda.

Why Doesn’t She Just Leave?

Lisa Moss es una sobreviviente de violencia doméstica y autora del libro Why Doesn’t She Just Leave?, una pregunta que muchos se hacen cuando escuchan las terribles historias de abuso.  La autora comparte su experiencia personal en el sitio de National Domestic Violence Hotline (http://www.thehotline.org), una organización que ofrece ayuda y recursos a las víctimas de violencia de género, 24 horas al día, 7 días a la semana. Su libro está basado en su diario personal y describe sus experiencias personales.

“¿Por qué no lo dejamos?”, se pregunta la autora, refiriéndose a la pareja abusadora. “Es porque la persona que nos maltrata es cruel y va a tratar de castigarnos y castigar a nuestros hijos y nos hace sentir miedo. Esa persona nos ha hecho sentir indefensas e inútiles y hemos llegado a creer que somos de la manera que esta persona nos ha hecho sentir”, describe Moss. “Yo solía creer todo lo que él solía decirme: que todo era mi culpa, que yo era una asquerosa y que jamás nadie iba a quererme, que perdería a mis hijos y que me quedaría sin un centavo si me iba, que era estúpida, loca, patética y cosas aún peores”.

Una vida mejor es posible

La organización National Domestic Violence Hotline ofrece una serie de consejos para dejar la relación.

Compartimos algunos de ellos:

  1. Guarda todas las evidencias del abuso, como fotografías de las heridas. Mantén en un lugar seguro un diario con fechas, amenazas y ataques. Si el abusador te lastima, ve a un médico o a una clínica de emergencia y pídeles que documenten tu visita.
  2. Confía en alguien que conozcas y dile lo que está ocurriendo. Contacta a la línea nacional de violencia doméstica y pide ayuda, consejos, y direcciones de refugios cercanos. 1-800-799-SAFE (7233).
  3. Guarda dinero en un lugar dónde no pueda encontrar el abusador o pídele a un amigo que lo guarde por ti. También ten preparados tus documentos y los documentos de tus hijos, para cuando finalmente puedas dejar la casa.
  4. Una vez que hayas dejado la relación, habla con los maestros de la escuela de tus hijos, para que estén al tanto de la situación. También alerta a vecinos y familiares.
  5. Trata de cambiar tus horarios de trabajo y la ruta que utilizas para llegar, para evitar encontrarte con el abusador. También trata de cambiar tu número de teléfono y bloquear las llamadas del agresor.