Meteorito “Gran Calabaza” se acerca a Tierra este Halloween

Roca celeste es del tamaño de cuatro campos de fútbol

Guía de Regalos

Meteorito “Gran Calabaza” se acerca a Tierra este Halloween
El asteroide fue descubierto el pasado 10 de octubre por un telescopio en Hawai. (Captura del video/NTN24)
Beatriz Pascual Macías
Washington – Un gran meteorito, bautizado con el nombre de “Gran Calabaza” y del tamaño de cuatro campos de fútbol, se acercará mañana durante la fiesta de Halloween a la Tierra, donde científicos de todo el mundo se preparan para presenciar un fenómeno inusual, que solo ocurre cada diez años.
 “Parecerá un punto de luz. El ojo humano no podrá verlo y lo mejor será utilizar un pequeño telescopio para ver este cuerpo celeste tan brillante”, explicó hoy a Efe Paul Chodas, director del Centro de Objetos Cercanos a la Tierra del laboratorio JPL de la NASA en Pasadena (California).
 A las 17.01 GMT de este sábado, la roca espacial, llamada técnicamente 2015 TB145, se acercará a 490.000 kilómetros de la Tierra, lo que supone que el meteorito estará a una distancia un poco mayor de la que separa a la Luna de nuestro planeta, según datos de la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA).
 El TB145 tiene un diámetro de unos 400 metros y pasará rozando la órbita terrestre a unos 126,000 kilómetros por hora, sin que suponga una amenaza para el planeta.
 “Es un evento raro. Los asteroides de este tamaño, tan grandes, no se acercan a la Tierra muy a menudo. Diría que ocurre más o menos una vez cada diez años”, subrayó el astrónomo Chodas.
De acuerdo con el catálogo de la NASA sobre objetos cercanos a la Tierra, “Gran Calabaza” será el objeto que más cerca pase de nuestro planeta hasta al menos agosto de 2027, cuando se prevé que la roca 1999 AN10 se acerque a casi 384,400 kilómetros, la misma distancia que separa a nuestro planeta de la Luna.
 Según el astrónomo, el paso del asteroide  cerca de la Tierra es, más que una amenaza, una oportunidad para disfrutar con los niños en Halloween e investigar sobre este tipo de cuerpos celestes.
 Los científicos de la agencia estadounidense comenzaron  este Viernes a utilizar antenas de hasta 34 metros de largo del complejo de Goldstone, en California, para lanzar contra el asteroide ondas de radio, que rebotarán en su superficie y serán recolectadas por dos centros de la NASA, ubicados en Virginia Occidental y Puerto Rico.
 Estos dos centros se encargarán de recoger las ondas y moldear imágenes de la roca estelar, que la NASA espera poder procesar con una resolución de hasta dos metros por píxel.
 “Esta no es la primera vez que utilizamos radar para poder ver la imagen de un asteroide. Pero, posiblemente, esta será una de las veces que tendremos una mejor imagen porque pocas veces un asteroide ha pasado tan cerca de la Tierra. Mañana lo veremos alto y claro”, señaló Chodas.
 Conocer la estructura, la superficie, la composición y evolución de la “Gran Calabaza” permitirá a los científicos saber más sobre cómo funcionan estas rocas estelares y cómo pueden ser destruidas.
 “Es bueno saber más sobre estos cuerpos por si alguna vez tenemos que apartar a un asteroide de la Tierra. Este no supone ningún peligro, pero puede que un día necesitemos desviar un asteroide y es importante saber tanto cómo podamos de las características físicas de estos cuerpos”, defendió Chodas.
 El cuerpo celeste fue descubierto el pasado 10 de octubre por un telescopio en Hawai y, desde entonces, se han realizado cálculos para precisar su órbita.
 Los científicos de la NASA han advertido de que la influencia gravitatoria del asteroide no tendrá ningún efecto detectable en la Tierra, como mareas o movimientos en las placas tectónicas.
 El mejor lugar para seguir la trayectoria de la “Gran Calabaza” será Europa y Asia porque, cuando la roca celeste se acerque, en estos continentes ya estará oscuro y podrá observarse mejor la veloz carrera del brillante meteorito, según indicó el astrónomo.
 La NASA detecta y rastrea habitualmente los asteroids y cometas que pasan cerca de la Tierra usando telescopios terrestres y espaciales con su programa de “Observación de Objetos Cercanos a la Tierra”, que denomina “Spaceguard”, para detectar si alguno podría ser potencialmente peligroso para el planeta.