Prominente dreamer de Arizona va a trabajar con Bernie Sanders

Erika Andiola, de 28 años, ha sido lider pro inmigrante en Arizona y en el país durante más de una década. Se une a la campaña para trabajar en Nevada.

La joven activista y una de las “dreamers” más conocidas del país, Erika Andiola Arreola, confirmó este fin de semana que trabajará como estratega de la campaña presidencial de Bernie Sanders para organizar el voto latino en Nevada.

Andiola, quien vive en Phoenix, Arizona y ha sido una incansable luchadora por un estatus legal para los jóvenes indocumentados y también sus familias, dijo en su página de Facebook este fin de semana que ya es parte del equipo de apoyo de Sanders, a quien se refirió con el mote cariñoso de “Tío Bernie”.

“Tal vez será un papel un poco diferente, pero mi objetivo siempre ha sido el mismo”, dijo Andiola. “Bernie Sanders es el único candidato presidencial que ha estado dispuesto a enfrentarse al poder de las grandes corporaciones de este país, incluyendo las prisiones privadas y centros de detenciones y ha sido financiado exclusivamente por el pueblo”.

Andiola, de 28 años, es oriunda de Durango, México, pero inmigró a la zona de Mesa, Arizona, cuando tenía 11 años junto con su familia. En 2009 obtuvo un grado de sicología de la Universidad estatal de Arizona. Junto con otros jóvenes activistas, fundó las organizaciones DRM Capitol Group y Arizona Dream Coalition.

En enero de 2013, las autoridades migratorias catearon la casa de Erika y arrestaron a su mamá Guadalupe Arreola y a Heriberto, el mayor de sus hijos.

Desesperada, Erika se movilizó por los medios sociales como antes lo había hecho por otras personas, para pedir apoyo a la comunidad y evitar la deportación de sus familiares.

Una gran movilización de medios sociales y llamadas derivó en la liberación de Guadalupe y Heriberto horas después del arresto. De hecho, el autobús en el que viajaba la señora Arreola ya iba camino a la frontera, cuando se dio la vuelta y la regresaron junto a su familia.

Erika ha sido una fuerte crítica tanto de los republicanos como de demócratas que no han dado una solución efectiva al tema migratorio y particularmente crítica de la política de deportaciones del Presidente Barack Obama y de su lentitud en tomar acción ejecutiva para proteger a familias.

A Erika se la ha visto en las protestas de los centros de detención, viajando a Washington para dar testimonio, en New Hampshire para presionar a los candidatos presidenciales a dar soluciones a la situación de los indocumentados, abogando por otras familias y otros jóvenes y liderando otros activistas.

En su mensaje, Andiola dijo que “tiene que ocurrir una revolución política que ponga a nuestras familias antes que la política de Washington, utilizar el poder ejecutivo en materia de inmigración cuando sea posible y cuando sea necesario para dejar de encarcelar y deportar a nuestra gente y para encontrar las soluciones adecuadas”.

Hace poco la campaña de Sanders había contratado al abogado y “dreamer” Cesar Vargas, pareja de Andiola.