¿Sientes miedo o es una fobia?

Aprende a diferenciarlos y a tratar de vencerlos

Regreso a Clases

Un día después de la visita de fantasmas y brujitas en busca de dulces, guardamos las decoraciones de terror, y nos olvidamos de los sustos de Halloween hasta el próximo año. Pero para muchos niños y adultos, las pesadillas y los miedos no se acaban la Noche de las Brujas.

“El miedo es una respuesta natural a riesgos percibidos”, indicó Rosana Romero, consejera de familias, con práctica en Los Ángeles, California. “Básicamente, cuando sentimos temor, nuestros cuerpos se preparan para defenderse de un posible agresor”.

Romero explicó que al percibir un peligro, el cerebro envía señales al sistema nervioso, se acelera el corazón y aumenta el flujo de sangre a los músculos para que puedan actuar y defenderse del supuesto peligro.

Es común que tanto niños como adultos sientan temor o ansiedad ante ciertas circunstancias, ya sea cuando visitan al médico, tienen un examen o una entrevista de trabajo, o encuentran un ratón debajo de la cama. Pero para algunas personas, esa ansiedad inicial se convierte en un miedo irracional.

Las personas que tienen una fobia, como por ejemplo el miedo a las alturas, experimentan sudor, temblor, mareos, dificultad para respirar y la necesidad de escapar de la situación que desencadenó el temor. Este tipo de miedo abrumador los paraliza, e interfiere en sus vidas diarias.

Diferencias entre ambas

Romero dio un ejemplo de la diferencia entre  miedo común y fobia.

“Es común tener miedo si estás viajando en un avión y sientes turbulencia. Pero si este miedo te impide subir a un avión, se convierte en fobia”. “En el caso de los niños, existen ciertos miedos que son comunes y característicos de su edad”, explicó la consejera, y dio algunos ejemplos:

* Los niños de hasta 2 años edad generalmente sienten miedo cuando escuchan un ruido fuerte, o son separados de sus padres.
* Entre los 3 y los 6 años de edad, los pequeños suelen temer a la oscuridad, a dormir solos y a personajes imaginarios como monstruos o fantasmas.
* A partir de los 7 años, los niños comienzan a sentir temor por circunstancias más “reales”, como la muerte, las enfermedades, o los desafíos de la escuela.

¿Miedo a qué?

Las fobias pueden estar relacionadas a objetos, circunstancias o situaciones sociales. Hay quienes sienten miedo descontrolado a los animales, ya sean perros, serpientes, ratones o pequeños insectos. Otros, encuentran imposible hablar en público, e incluso salir a la calle.

Si bien aún no se ha podido aislar un gen responsable por causar dichas fobias, Romero dijo que no es raro encontrar padres e hijos con el mismo temor.

Tratamiento y recursos

Las fobias pueden ser tratadas con terapia, e incluso con ejercicios de auto ayuda, y sin embargo, la mayoría de personas no busca tratamiento para sus fobias.

“Uno de los tratamientos más comunes es exponer gradualmente a la persona al objeto o la situación que le causa temor”, indicó la consejera. Romero dijo que enfrentar los miedos es fundamental para vencerlos. “Al sentir miedo por una circunstancia o un objeto determinado, la persona trata por todos los medios de evitarlo. Al hacerlo, tiene menos oportunidades de aprender a lidiar con dichas situaciones y el miedo aumenta”, explicó.

“Exponerse a aquello que te atemoriza lleva tiempo y práctica. Pero cuando finalmente logras hacerlo, descubres que ese objeto o esa situación no son una amenaza real, ni van a matarte, y eventualmente pierdes el temor”, prescribió Romero.

Otras ideas para enfrentar tus miedos

  • Si por ejemplo sientes miedo de subir a un avión, comienza mirando videos de aviación, ve al aeropuerto y mira los vuelos. Eventualmente compra un pasaje y prepara tus maletas. Si sientes que es muy difícil, divide el desafío en pequeños pasos.
  • Recuerda que los nervios y la incomodidad son sólo temporales y que cuanto más enfrentes lo que te da temor, te sentirás más en control.
  • Analiza tus pensamientos, ciertos pensamientos negativos o irrealistas aumentan el temor. Evita las generalizaciones del tipo “Si una vez me desmayé cuando me sacaron sangre, siempre me voy a desmayar”. También evita las predicciones “Si me subo a este avión, seguro que se cae”.

Fobias en cifras

  • Ciertas fobias que comienzan en la niñez pueden durar toda la vida
  • En EEUU, casi el 8.7% de la población mayor de 18 años de edad tiene un miedo específico.
  • Casi 25 millones de norteamericanos tienen miedo a viajar en avión.
  • Fuente: http://www.fearof.net