Los veteranos sufren menos el desempleo

La tasa es del 5% frente al 5.1% de la población general
Los veteranos sufren menos el desempleo
El programa busca contratar 10,000 veteranos para 2017 (Foto: Archivo/La Opinión)

Un mayor esfuerzo por parte de la administración por conectar veteranos con empresas, créditos fiscales para quien contrate a quienes han regresado de las guerras y una significativa mejora de la economía, son algunas de las razones por las que el desempleo entre los veteranos ha caído por debajo de la media nacional.

En septiembre la tasa de desempleo del país era del 5.1% pero entre los veteranos de las últimas guerras en Irak y Afganistan la tasa es del 5%, según la consultora laboral Challenger Gray & Christmas. La mejora es mucho más pronunciada si se pone en perspectiva temporal. Hace dos años, la tasa era del 10.1% y en enero de 2011 tan elevada como el 15.2%. Entonces, muchos recortes en Defensa dejaron a mucho personal militar sin trabajo.

Según el informe de esta consultora, la buena noticia no solo es que este porcentaje de desempleo haya mejorado tanto en tan poco tiempo sino que además lo ha hecho cuando la participación en el mercado laboral (personas que bien trabajan, bien buscan trabajo) es del 81%, mucho mejor que el 62% que forma la población activa en el mercado general.

La baja población activa en EEUU es algo que tiene confundidos a los economistas. Buena parte de la mano de obra que ya no está disponible en el mercado en general ha vuelto a estudiar y también hay bajas por la jubilación de los baby boomers, pero eso no explica del todo el bajo número de personas que trabajan o buscan empleo. Cuanto más alta es la población activa, más trabajos deben crearse para rebajar la tasa de desempleo.

Además de los créditos tributarios para las empresas que contrataran veteranos, aprobados en 2012, muchas empresas se han beneficiado de sus “dotes de liderazgo, su capacidad para trabajar en equipo, una ética de trabajo muy fuerte, integridad y respeto por los procedimientos”, explica John Challenger, presidente de la consultora. “La mayor parte de las tareas de un trabajo diario pueden aprenderse pero esas capacidades son difíciles de enseñar y eso es lo que da mucho valor a los veteranos”.

?>