Kobe Bryant se despide de Nueva York con sabor agridulce

La estrella de los Lakers cierra su minigira por la Gran Manzana con una derrota en el Madison Square Garden
Kobe Bryant se despide de Nueva York con sabor agridulce
Kobe Bryant y Carmelo Anthony durante el partido en el Madison Square Garden.
Foto: Twitter

NUEVA YORK- “Si me preguntas hoy, ésta sería mi última temporada, pero nunca se sabe”.

Así se sentía Kobe Bryant con hielo en las rodillas y en el hombro derecho el sábado en los vestuarios del John Jay College de Manhattan tras el entrenamiento en el día libre de Los Ángeles Lakers entre sus partidos ante Nets el viernes y Knicks el domingo.

Pudo ser el último viaje de la leyenda angelina a Nueva York como jugador de baloncesto.

Si así fuera, fue un viaje agridulce. Los Lakers lograron su primera victoria de la temporada en Brooklyn, pero volvieron a perder en el Madison Square Garden, donde no ganan desde febrero 2011.

En el que pudo ser su último partido en la mítica arena, Bryant se encontró con caras conocidas en el bando rival. Phil Jackson, su antiguo coach, es ahora el presidente de los Knicks. Derek Fisher es el entrenador. Los tres participaron de los últimos cinco anillos de los Lakers. Magic Johnson seguía la acción desde la primera fila.

“Me siento agradecido de haber jugado todos estos años en esta increíble arena”, comentó Bryant tras el choque, en el que escuchó incluso cánticos de ‘MVP, MVP’. “He sido muy afortunado de tener una carrera tan larga y haber tenido alguna de mis mejores actuaciones en este edificio. No entenderían cuánto veía en televisión este edificio cuando estaba creciendo”.

Un partido muy disputado

El partido estuvo igualado hasta el final. Bryant tuvo el mejor inicio de la temporada y en el primer cuarto –que terminó 25 a 25– anotó 7 puntos de sus 18 finales. Con transiciones rápidas y unas defensas poco agresivas, el choque transcurrió hasta el definitivo cuarto periodo, en que ambos equipos subieron de intensidad.

Fue el momento de veteranos como Metta World Peace, que anotó cinco puntos al hilo para Lakers, José Calderón y Carmelo Anthony, ambos con triples en momentos importantes. El ala local fue una vez más el máximo anotador con 24 puntos.

Los Lakers se mantuvieron por arriba hasta que Langston Galloway con un triple a falta de dos minutos puso a los Knicks arriba dos puntos. Los locales, con la aportación de Kristaps Porzingis en el rebote, controlaron los últimos ataques hasta el 99 – 95 final.

“Le voy a echar de menos”

Bryant y Anthony se fundieron entonces en un largo abrazo que supo a despedida del primero del Garden. Ambos tienen las dos mejores marcas anotadoras en este escenario con 61 y 62 puntos respectivamente.

“Si éste es su último ‘hoorah’, le voy a echar de menos”, comentó Anthony tras el partido. “No va a ser lo mismo sin él. Me ha ayudado toda mi carrera y ha sido el tipo con quien podía hablar”.

Porzingis también vivió su momento especial con Bryant, que abrazó a la joven promesa de Letonia al final y le habló al oído.

“Me dijo: ‘Sigue trabajando, tienes un futuro brillante’. Kobe is mi ídolo y que haya dicho eso quiere decir que ve potencial en mí y que tengo que seguir trabajando para ojalá tener una larga y exitosa carrera”, comentó Porzingis.