Academias y ligas de Los Ángeles critican medida de evitar cabezazos de niños futbolistas

Aseguran que la decisión limitará el desarrollo de los jugadores y dejará a Estados Unidos en desventaja internacional
Academias y ligas de Los Ángeles critican medida de evitar cabezazos de niños futbolistas
Los niños de Boca Juniors Academy durante un entrenamiento. /ARCHIVO

El anuncio de la federación de futbol de Estados Unidos (US Soccer) sobre la norma que prohíbe que los niños menores de 10 años golpeen el balón con la cabeza y restringe esa práctica para los jugadores de entre 11 y 13 años, con el fin de evitar posibles conmociones cerebrales, ha causado descontento en las ligas y academias del sur de California.

“No comparto la opinión de que los problemas de conmoción que hay en este momento sean precisamente por cabecear una pelota de futbol”, dijo el entrenador en jefe de Boca Soccer School e instructor de Cal South, Sebastián Carrasco. “Me parece que las conmociones se dan por un desafortunado pelotazo a un chico que esté distraído o por un choque de cabezas que se puede dar en el juego, es decir, son más por acto accidental”.

La escuela de Boca Juniors afiliada a US Soccer, a través de Cal South, deberá acatar la norma, aunque esto pudiera condicionar la formación de talento.

“Entre los 8 a 13 años son la edad en las que los chicos absorben la mayor cantidad de información que uno les transmite, no empezar a trabajar [el cabeceo] los puede perjudicar en el futuro”, apuntó Carrasco.

La opinión del entrenador xeneize la comparten otras academias afiliadas a la federación, como es el caso de Pumas LA y Delfines LA, esta última la academia de los exseleccionados mexicanos Claudio Suárez y Jorge Campos.

Le quitarán la esencia al futbol, porque usar la cabeza es algo fundamental”, expresó el director deportivo de Delfines, Luis Estrada, quien además consideró que los zagueros serán los más afectados por la medida, pues suele ser la posición que más uso hace del golpeocon la cabeza.

En Pumas LA la noticia tampoco ha sido recibida con buena cara, pero saben que si es una norma que impone la federación tienen que cumplirla.

José Luis Serna, director de la filial de Pumas UNAM en Los Ángeles y entrenador del equipo U-10, dijo estar en desacuerdo con la decisión ya que restringe la capacidad de los niños.

Vamos a matar la creatividad de los niños al momento de jugar, porque la cabeza no solo sirve para meter un gol, también para dar un pase o para defender”.

Desventaja a nivel internacional

Los dirigentes y entrenadores coinciden en que la nueva regla no solo limita las capacidades del jugador, también puede traer consecuencias en el futuro, sobre todo cuando estas generaciones sean expuestas a torneos internacionales.

“No creo que en el resto del mundo esté establecido este concepto, entonces me parece que a nivel internacional Estados Unidos se va a ver en desventaja en una práctica que es normal en este deporte”, expuso Carrasco.

Serna consideró que “si los niños no pueden usar la cabeza, entonces no van a haber tiros de esquina o jugadas a balón parado, por lo tanto va a ser un retroceso”.

Carrasco, preocupado por la formación de los jugadores, espera que la situación sea reevaluada.

“En vez de anular esta situación en el juego, me parece que deberíamos enfocarnos en mejorar nosotros como entrenadores para poder enseñar mejor a los chicos y tener más prevención de ciertas situaciones”, apuntó.

Las ligas también se oponen

Rafael Mendoza presidente la Liga Liberty de Whittier, que tiene alrededor de 500 niños menores de 10 años registrados, explica que aunque no tiene una afiliación con US Soccer la norma “condiciona las cualidades y el instinto de un niño y provoca un retraso al desarrollo del futbol en Estados Unidos”.

“A los jugadores les va afectar porque van a estar limitados a no hacer algo y van a crecer con esa limitación. La verdad se me hace una barbaridad que les prohíban cabecear”, indicó el directivo, que afirma que en los 20 años que lleva en este ámbito nunca ha escuchado que un menor haya sufrido una conmoción cerebral por cabecear.

En la American Premier Youth Soccer League (APYSL), una de las más reconocidas en el sur de California, afirman que es una decisión que va retrasar la formación de los jugadores.

“Entre más chico es el niño, más rápido aprende. Nosotros vemos eso a diario; los niños de 13 años en adelante tiene más dificultad para aprender. Nosotros implementamos el cabeceo desde los 8 años, primero sin balón y después con balón”, indicó el presidente de APYSL, Gil Peraza.

Tanto la Liga Liberty como la APYSL planean seguir implementando sus rutinas de entrenamiento sin ninguna variación.

Notas relacionadas

Puntos clave sobre la norma que prohibe a los niños rematar de cabeza

Niños de 10 y menores ya no podrán cabecear al jugar fútbol en EEUU