Chofer: “Esos chavos me secuestraron”

Detenidos 13 normalistas por robar 10 autobuses y una pipa de combustible
Chofer: “Esos chavos me secuestraron”
Sergio Navarrete Galván cuenta que los estudiantes detuvieron su autobús y obligaron a sus pasajeros a bajar.

Sergio Navarrete Galván, chofer del autobús Estrella de Oro que fue tomado en la Autopista del Sol el pasado jueves por estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, relató que durante los disturbios fue agredido por los jóvenes y por los policías estatales.

En un video que circula en redes sociales el chofer de la unidad señaló que el camión salió de la ciudad de Taxco y tenía como destino el puerto de Acapulco, cuando la unidad fue interceptada por los normalistas.

“Estos chavos se me subieron, bajaron a la gente y se quedaron y la verdad me secuestraron, me traían en forma de secuestrado”, declaró el chofer.
Navarrete Galván dijo que tras tomar el camión los jóvenes lo tenían amenazado.

“Ellos me movían el volante, ‘hazte para allá, hazte para acá’, ellos manejaban… Yo sabía que iba a haber problema porque los policías estaban atrás y nos dieron alcance, yo traté de orillarme porque yo no tengo nada que ver en este asunto pero nos alcanzaron y muchos [normalistas] corrieron, para escaparse”.

El conductor relató que luego de que los uniformados les dieron alcance él decidió quedarse en la unidad para evitar problemas; sin embargo, fue golpeado por un policía que subió a revisar el camión.

Por último el afectado dijo que siente pena de que los jóvenes afecten a personas externas a su movimiento y reprobó la actitud de los policías estatales. “Me da pena y vergüenza por los jóvenes que supuestamente son el futuro”.

Versión del gobierno de Guerrero

De acuerdo con un comunicado del gobierno de Guerrero, los jóvenes de la Escuela Normal de Ayotzinapa se apoderaron de una pipa de doble remolque que transportaba 30,000 litros de combustible y atravesaron la caja de un camión sobre la Autopista del Sol para evitar ser detenidos, pero elementos de la Policía Estatal impidieron que se consumara el robo de la unidad.

Los estudiantes arrojaron piedras y una granada desde los autobuses, e inclusive con dos vehículos intentaron prensar las patrullas, pero finalmente los elementos policiales lograron detener los últimos dos autobuses que protegían la huida de los estudiantes.

Los jóvenes tomaron 10 autobuses que circulaban por la autopista y trataron de recuperar el camión, lo que dio origen a un enfrentamiento en el que las fuerzas estatales usaron toletes y gases lacrimógenos y los jóvenes arrojaron piedras y otros objetos contra los agentes.

Tras el enfrentamiento al menos 13 estudiante fueron detenidos y entregados a la Comisión Estatal de la Defensa de los Derechos Humanos (Codehum) que confirmó que estaban en buen estado.