Crisis de salud mental afecta a los neoyorquinos

Alcalde Bill de Blasio indica que uno de cada cinco adultos en la ciudad experimenta trastornos
Crisis de salud mental afecta a los neoyorquinos
Más de medio millón de neoyorquinos adultos han tenido depresión en algún momento.

La administración del alcalde Bill de Blasio presentó ayer un reporte que muestra en detalle el alcance y magnitud de la crisis de salud mental que se vive en la ciudad de Nueva York.

Según revela el documento, uno de cada cinco neoyorquinos adultos sufre de algún trastorno mental, siendo la depresión y el abuso de sustancias los males más comunes.

El reporte, según informó la Alcaldía, fue el resultado de un mes de investigación por parte de Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad, y el mismo revela el gran nivel que han alcanzado las enfermedades mentales y sus efectos sobre un alto número de neoyorquinos adultos y jóvenes.

De acuerdo a las autoridades de salud neoyorquinas, aproximadamente el 8% de los residentes adultos de la ciudad experimenta síntomas de depresión cada año. No en vano el trastorno depresivo se ha convertido en la mayor causa de discapacidad en la urbe.

Una realidad alarmante es que a pesar que se estima que más de medio millón de neoyorquinos adultos han tenido depresión en algún momento, menos del 40% informó que han recibido atención médica por este problema.

Otro dato preocupante de la investigación es el que revela que también un gran número de jóvenes y adolescentes están siendo afectados por esta crisis de salud mental. Se estima, por ejemplo, que 73,000 estudiantes de escuelas públicas de Nueva York aseguran que se sienten tristes o desesperados cada mes. Además, el 8% de los alumnos reportaron haber intentado suicidarse.

Alcohol y drogas son un problema

De acuerdo al mismo reporte presentado por De Blasio, el abuso de alcohol y sustancias se encuentran entre las principales causas de muerte prematura en todos los condados de Nueva York.

Cada año se registran unas 1,800 muertes y más de 70,000 visitas a la sala de emergencia entre los adultos de edades entre 18 y 64 debido al consumo excesivo de alcohol.

Por otra parte, se calcula que las muertes no intencionales por sobredosis de drogas superan en númeroa los fallecimientos por accidentes vehiculares y homicidios.

La ciudad estima que la depresión y el abuso de sustancias producen pérdidas por productividad de más de $14 millones.