Jeb Bush enfatiza “elección escolar” para ganar apoyo de latinos

Bush ha sido partidario por mucho tiempo de un sistema abierto en el que las familias reciban vouchers publicos para elegir en qué escuela poner a sus hijos, sean o no públicas. Es un tema que tiene cierto apoyo entre los latinos y al que los demócratas se oponen
Jeb Bush enfatiza “elección escolar” para ganar apoyo de latinos
Bush, durante una visita a la escuela presbiteriana La Progresiva, en Miami, el pasado mes de Septiembre.

Hay un tema con el que Jeb Bush confía en que puede atraer el apoyo de muchos latinos, y diferenciarse de Hillary Clinton, si llega el momento de enfrentarse a ella en la elección general: la llamada school choice” o elección escolar.

La elección escolar que promueve Bush y que implementó en su estado de Florida cuando era gobernador, permite que familias de bajos recursos accedan a fondos por medio de “vouchers” para pagar la colegiatura en otras escuelas públicas (como las magnet o charter) o en escuelas privadas.

“En Florida, en Wisconsin, hemos abierto el sistema y miles de niños tendrán la oportunidad de obtener un trabajo, ir a la universidad y llevar una vida plena”, dijo Bush el lunes pasado durante su visita a La Casa de la Esperanza, una escuela charter en Waukesha, Wisconsin.

Este es un tema al que Bush ha dedicado mucho tiempo en el pasado. Varias encuestas revelan que es un tema capaz de generar interés en la comunidad latina, aunque no está en la palestra nacional de la misma forma que temas como salud o inmigración.

Pero el pasado fin de semana, la precandidata demócrata Hillary Clinton dio un discurso en Carolina del Sur, en el que criticó a las escuelas charter diciendo que “no reciben a los niños más difíciles de enseñar y si los reciben, no los mantienen”.

Sus declaraciones fueron criticadas por la campaña de Bush y por un editorial publicado esta semana en el periódico The Wall Street Journal.

“Hillary está comprada y pagada por el sindicato de maestros”, señaló esta semana la campaña de Bush en un comunicado. El Wall Street Journal indicó hace unos días que “los perdedores serán los padres jóvenes y los niños que los demócratas dicen que representan”.

Históricamente, Clinton ha apoyado a las escuelas charter, que son escuelas públicas pero manejadas por entidades privadas. Los sindicatos de maestros se oponen a estas escuelas, indicando que no tienen los mismos reglamentos o estándares que las demás y que escogen a sus estudiantes.

El expresidente Bill Clinton, esposo de la precandidata demócrata, fue un gran partidario de las escuelas charter durante su gobierno e impulsó prespupuestos para su expansión.

Hillary Clinton, por su parte, ha dicho en el pasado que apoyaba la idea de dar a los padres la opción de transferir a sus  hijos a escuelas charter “para que sus hijos encuentren lo que necesitan”.

Una diferencia clave entre la postura histórica de Hillary Clinton y la de Jeb Bush es que este último apoya el uso de “vouchers” de dinero público para que los padres puedan transferir a sus hijos, no sólo posiblemente a una escuela charter, sino quizá también a una privada, cristiana o de cualquier otra clase.

Lo que piensan los latinos

En temas económicos, en inmigración, en acceso a la salud, una mayoría de los votantes latinos han tendido a favorecer a los demócratas en años recientes. No obstante en el tema educativo, las encuestas a través de los años demuestran que quizá haya espacio para otras ideas, como la “elección escolar”.

En octubre de 2012, Impremedia y Latino Decisions realizaron una encuesta de votantes latinos para medir sus opiniones respecto al tema educación. El resultado: 42% se oponía a los llamados “vouchers”, mientras 38% los apoyaba, una división que no se da entre los latinos hacia otros temas de interés público.

En aquel momento, Latino Decisions resaltó en su análisis que “los votantes lastinos están divididos sobre este tema. La expansión de las oportunidades educativas para latinos ha sido un tema que el ex gobernador de Florida Jeb Bush promovió en la conferencia de NALEO en Orlando y recibió muchos aplausos de la audiencia”.

Más aún, un sondeo de Pew Hispanic Center y la Fundación Familiar Kaiser, realizado en 2004, señaló que 4 de cada 10 latinos apoya la idea de “vouchers” para enviar a sus hijos a una escuela privada o religiosa, pero otro 46% indicaba “no saber lo suficiente para tener una opinión al respecto”.

Esto parece indicar que este es un tema en el que los republicanos podrían competir con los demócratas ante una audiencia latina.

Según la más reciente encuesta de Impre con Latino Decisions, el tema de una reforma educativa está de segundo en importancia para el votante latino, después de una reforma migratoria.