Tras el rastro de “sicarios” que quemaron todo un pueblo en Coahuila

No murió nadie, pero los campesinos se quedaron sin nada
Tras el rastro de “sicarios” que quemaron todo un pueblo en Coahuila
Foto: Twitter

MÉXICO – Detrás de los 15 atacantes no quedó piedra sobre piedra en el poblado Gabino Vázquez, del municipio de Cuatro Ciénegas, Coahuila. Quemaron todo. Las casas, muebles, camas, estufas, enseres domésticos. De paso mataron las gallinas y cabras antes de huir sin rumbo fijo como desconocidos a quienes las autoridades les siguen los pasos.

No murió nadie, pero los campesinos se quedaron sin nada, “a ráiz”, dicen.

Testimonios de algunas de las víctimas narradas vía telefónica a este diario, los hombres armados que llegaron a la población ubicada a 70 kilómetros de la cabecera municipal son “sicarios” enviados por uno de los hombres de negocios más famosos y ricos del estado: Salvador Kamar Gómez.

Según los afectados, el joven empresario heredó una vieja deuda de los comuneros con su padre, Salvador Kamar Asud, quien murió en 2012. Años atrás, había prestado 20,000 pesos (alrededor de 1,200 dólares actuales) a cada uno de los campesinos que dejaran el título de su propiedad como garantía y al no cumplirse el pago, al hijo le tocó resolverlo supuestamente convirtiendo los pagarés en título de propiedad.

Al no aceptar salirse de sus tierras, vino el ataque el ataque hace una semana. “Venía del mandado y me tiraron contra el suelo”, narró el ejidatario Ubaldo Padilla.

Impremedia no pudo entrevistar a Kamar Asud para tener su versión.

Los atacantes no estaban solos. Según el presidente municipal de Cuatro Ciénegas, Miguel Guevara, hay denunciantes que los involucran con el regidor Octavio Cordero, pero este diario no pudo hablar con el inculpado porque hasta la tarde de ayer se encontraba “en sesión de cabildo”.

Según el delegado de la Procuraduría Agraria, Desarrollo Terrritorial y Vivienda en Coahuila, Elías Hernández, la denuncia ante el tribunal agrario por parte de los ejidatarios fue interpuesta desde febrero pasado, pero fue hasta el pasado 20 de octubre cuando solicitaron una “representación legal”.

“Esto quiere decir que tendrán una abogada de oficio de la Procuraduría Agraria, pero ya no han regresado para hablar con ella”, dijo. “No supimos más de ellos hasta que vimos en las noticias lo que pasó en el ejido”.

La región conocida como “La Comarca Lagunera” –que abarca los estados de Coahuila y Durango- mantiene miles de conflictos agrarios desde 1936, cuando el ex presidente Lázaro Cárdenas del Río realizó el reparto agrario a oriundos que tenían la propiedad de la tierra en esquema comunitario.