Tribunal en México autoriza a niña transgénero cambiar legalmente de sexo

Es un hecho histórico en los tribunales mexicanos
Tribunal en México autoriza a niña transgénero cambiar legalmente de sexo
Foto: Foto Especial

MÉXICO – Nació varón, pero desde temprana edad los padres reconocieron que su hijo tenía una mujer dentro. Por eso cuando cumplió los ochos años interpusieron una demanda familiar para que legalmente se permitiera tener un nombre de chica en lugar de hombre que le acarreaba muchos problemas.

Una nueva acta de nacimiento, pues.

El Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) escuchó las razones de la menor y sus progenitores, de expertos y psicólogos durante varios meses en un juicio oral donde se ventiló que la niña sufría discriminación en la escuela por parte de sus compañeros porque a veces iba con falda y al pase de lista retumbaba en los oídos de todos un nombre masculino.

Un representante del Consejo para Prevenir la Discriminación (Copred) en la capital mexicana estuvo siempre presente para garantizar “equidad” en el proceso y, finalmente, fue esta institución la que dio a conocer el veredicto esta semana en un comunicado de prensa: la sentencia favoreció a la niña de ocho años y se le dará una nueva acta de nacimiento con nombre de mujer.

“Es un hecho histórico que marca un avance por el respeto a la identidad de género y a los derechos de la infancia de la ciudad”, destacó Copred. “Los niños tienen derecho a decidir su propia identidad de género”.

Hasta antes de esta sentencia del TSJDF, sólo se permitía el cambio legal de identidad  a las personas adultas. Desde 2010 a la fecha alrededor de 1300 hombres y mujeres han solicitado una nueva acta de nacimiento con nombre contrario a su sexo de biológico.

Del sufrimiento de niños transgénero desde la infancia bien sabe Carmen María Hernández, política, ex representante Nacional de Diversidad Sexual del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien nació con sexo masculino y alma de mujer “tan, tan femenina” que incluso ganó el concurso a las piernas más hermosas de México (Señorita Dorian Grey) hasta que en su pueblo ventilaron que era hombre.

“En cuanto tuve uso de razón, muy chiquita, sabía que quería ser chica y, en lugar de estudiar, me la pasaba pensando en cómo cambiar mi cuerpo y tener otro nombre, por eso creo que al justicia le está dando lo mejor que pueden darle a un transgénero”, dijo en entrevista con este diario. “Ojalá no sólo sea en el Distrito Federal, sino que sea un ejemplo para todo el país”.

Sobre el resolutivo, Juan Martín Pérez, de la Red por los Derechos de la Infancia, coincide en que los niños tienen después de bebés una “autonomía progresiva” reconocida internacionalmente y, por tanto, “se les debe protección para que no se vean afectados con una identidad que no sienten”.