Milagro húngaro: se rompió el maleficio y volvió a la Eurocopa después de 44 años

Hungría derrotó 2-1 a Noruega y se metió a la Eurocopa de Francia
Milagro húngaro: se rompió el maleficio y volvió a la Eurocopa después de 44 años
El capitán Balazs Dzsudzsak (der.) y Richard Guzmics de Hngría festejan el triunfo 2-1 en el partido de vuelta del repechaje que les da el boleto a la Eurocopa 2016.
Foto: Getty Images

Cerró la historia, la que empezó en Oslo y tuvo un sentido épico en Budapest. No resultó un triunfo más el de Hungría, significó el regreso lento del costado oscuro.

La victoria 2-1 sobre Noruega, en el partido desquite, por el Repechaje para la Eurocopa 2016, en Francia, rompió una marca negativa que comenzó a escribirse en 1972.

El Groupama Arena, el escenario del reencuentro, donde se escribió la nueva página, la que terminó con los 44 años sin participaciones en el campeonato de selecciones europeas. Dejar de fantasear con Puskas o desempolvar las amarillentas fotos del siglo pasado, un objetivo que los húngaros cumplieron frente a Noruega.

Resumen y goles del partido

Con Hungría, los países que vivían detrás de la Cortina de Hierro, tras la Segunda Guerra Mundial, vuelven a escena. Porque antes se clasificaron República Checa, Eslovaquia, Polonia, Rumania, Rusia, Croacia, Albania. y puede sumarse alguno más: Ucrania aventaja a Eslovenia, mientras que Bosnia-Herzegovina tendrá que buscar un pasaje heroico frente a República de Irlanda.

Los “magiares”, conducidos por el alemán Bernd Storck, cuya última irrupción en el plano internacional se retrotrae a la Copa del Mundo de 1986, en México, desataron el nudo en el comienzo, con un gol de Tamas Priskin, un tanto que ratificaba la victoria 1-0 en Oslo.

El desenlace fue de emociones encontradas, porque del desahogo, tras un autogol de Markus Henriksen, que se convertía en 2-0, a falta de siete minutos, llegó el descuento, convertido por el propio Henriksen, y los fantasmas se apoderaron de la multitud.

Los brazos en alto del legendario arquero Király, una imagen que resume el regreso, la vuelta de página para una selección que fue subcampeona del mundo en Francia 1938 y Suiza 1954, y que sus mejores presentaciones en la Eurocopa fue un tercer puesto en España 1964 y un cuarto lugar en Bélgica 1972.