¡Qué no te enfermen los utensilios de tu cocina!

Estudio revela que cuchillos y ralladores pueden propagar bacterias entre los diferentes tipos de alimentos
¡Qué no te enfermen los utensilios de tu cocina!
Los cuchillos y ralladores pueden transferir bacterias de un producto alimenticio a otro si no se lavan.
Foto: /Shutterstock

¿Alguna vez te ha pasado que a 30 minutos de haber comido en un restaurante o en tu propia casa te entra un dolor de estómago que te manda de inmediato al baño porque tienes soltura o vómito?

Pues no eres el único o la única en experimentar este malestar que usualmente es causado por la ingesta de alimentos contaminados con bacterias como salmonella, listeria, campylobacter y  escherichia coli (E. coli).

Y es que como acaba de revelar un estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Georgia (UGA), los cuchillos y ralladores con los que se corta o ralla un vegetal o fruta contaminada con una de estas bacterias contaminan otros productos alimenticios cuando se utilizan sin lavarse adecuadamente entre uso y uso.

El estudio encabezado por la profesora asociada Marilyn Erickson, del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la UGA, encontró que los tomates contaminan más de bacterias a los cuchillos y ralladores que las fresas, por ejemplo.

“No tenemos una respuesta concreta sobre por qué se da esta diferencia en la propagación de bacterias entre las frutas o verduras contaminadas. Pero sí sabemos que una vez que un patógeno entra en contacto con la comida, resalta difícil eliminarlo”, dice Erickson en un comunicado divulgado por la UGA.

Las pruebas de la investigación también revelaron que los cepillos y peladores también transfieren las bacterias entre los productos alimenticios de no lavarse o desinfectarse después de cada uso.

“Muchas personas no saben que con los utensilios de cocina de su hogar pueden propagar las bacterias”, señala  Erickson. “Por eso, el hecho de saber que con estos utensilios se puede dar la contaminación cruzada es algo importante. Con este conocimiento, los consumidores van a estar más atentos a asegurarse de lavar bien sus utensilios al usarlos de un alimento a otro”.

Los resultados del estudio fueron publicados recientemente en la revista Food Microbiology.

En 2013, Erickson fue co-autora de un estudio sobre la transferencia de norovirus y la hepatitis A entre los productos y los utensilios comunes que se usan en la cocina.

Alrededor de la web