Ted Cruz intentará someter a voto medida para castigar reingreso ilegal en EEUU

La medida, respaldada por buena parte de grupos conservadores, impone una sentencia mínima de 5 años en prisión a indocumentados que hayan cometido un delito agravado o que hayan reingresado ilegalmente a EEUU

Ted Cruz intentará someter a voto medida para castigar reingreso ilegal en EEUU
Ted Cruz, hijo de un ministro evangélico cubano y de una madre estadounidense, nació en Alberta, Canadá pero es considerado "natural" de Estados Unidos. Sus propuestas son muy parecidas y hasta más radicales que las de Donald Trump
Foto: Getty Images

Washington.- El senador republicano por Texas y precandidato presidencial, Ted Cruz, intentará nuevamente someter a voto en los próximos días la ley conocida en inglés como “Kate’s Law” contra el reingreso ilegal de inmigrantes indocumentados, tras la derrota de una medida contra las “ciudades santuario” el mes pasado.

Cruz patrocinó la ley en cuestión en honor a Kate Steinle, una mujer de 32 años que murió en San Francisco en julio pasado a manos de Francisco Sánchez, un inmigrante mexicano indocumentado que tenía un historial criminal y ya había sido deportado varias veces.

La medida, respaldada por buena parte de grupos conservadores, impone una sentencia mínima de cinco años en prisión a indocumentados que hayan cometido un delito agravado o que hayan reingresado ilegalmente a EEUU.

El mes pasado, los demócratas del Senado lograron bloquear una medida similar contra las “ciudades santuario” -copatrocinada por Cruz- ante las objeciones de demócratas opuestos a la eliminación de fondos federales a jurisdicciones que no colaboren con los agentes federales en las tareas de Inmigración.

Presionado por grupos conservadores, el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, ha notificado a la minoría demócrata de que “Kate’s Law” posiblemente será sometida a voto, pero no precisó fecha.

La oficina de Cruz tampoco pudo confirmar hoy a este diario la fecha para el voto de la medida, que figura en la lista de legislaciones que el Senado quiere votar antes del receso por el “Día de Acción de Gracias” la próxima semana.

La mayoría de grupos proinmigrantes se opone a la medida republicana por considerar que ésta impedirá que los inmigrantes denuncien delitos y debilitará las relaciones entre la policía y las comunidades.