Walmart refuerza sus ventas en EEUU

La empresa está invirtiendo más en sus trabajadores y comercio electrónico

Walmart está volviendo a atraer a clientes a sus tiendas en EEUU pese a la competencia que le plantea Amazon y las tiendas de bajo costo.

El gigante comercial presentó ayer unos resultados correspondientes al tercer trimestre que son mejores de lo que esperaban los analistas. Como muchas multinacionales, la fortaleza del dólar ha jugado en contra de la contabilidad de los ingresos de la empresa que a un cambio comparable habrían mejorado un 2.8%. Con el actual cambio la facturación ha quedado en $117.4000 millones, un 1.3% menos que en el año anterior.

No obstante, las ventas en las tiendas en EEUU han mejorado un 1.5%, y es el quinto trimestre consecutivo que ocurre tras un largo periodo de caídas. Las tiendas registraron más clientes pero gastaron menos porque los patrones de gasto de los consumidores están cambiando y no hay un crecimiento uniforme de todo tipo de ventas.

Pese a la buena marcha de las ventas el beneficio operativo de Walmart cayó un 8.8% con respecto al mismo trimestre de 2014.

La compañía que ya ha advertido de que sus resultados no iban a superar los de los años anteriores, está cambiando parte de su estrategia e invirtiendo más en salarios y formación de sus empleados (subió el salario mínimo en verano y lo volverá a hacer el año que viene). Además está reforzando la calidad de sus tiendas en el país después de haber recibido severas críticas de sus clientes sobre todo en lo referente a la calidad de su sección de alimentos.

Walmart está mejorando sus capacidades en comercio electrónico, un costo que se añade al aumento correspondiente al del personal, algo que a corto plazo está asustando a inversores acostumbrados a una mejora constante de beneficios.