‘Finito’ López: el mejor boxeador mexicano de la historia

No fue tan popular como otros, pero fue una máquina precisa en el ring que nunca conoció la derrota
‘Finito’ López: el mejor boxeador mexicano de la historia
Retrato de uno de los más grandes boxeadores de la historia: Ricardo "Finito" López.
Foto: Mexsport

cotto_canelo

“Debe de trabajar mejor sus combinaciones”, repite varias veces Ricardo López al micrófono mientras comenta en transmisiones de boxeo.

“Necesita tirar más el jab… tiene que trabajar la cintura… le hace falta mover la cabeza”.

El hombre, con su investidura de analista de Televisa Deportes, sabe perfectamente lo que dice, pues cuando se dedicaba a hacer justamente eso, se constituyó en una auténtica leyenda, acaso el más grande peso chico de la historia; un maestro del boxeo mundial que dio cátedra en el ring.

Ricardo López Nava, alias “El Finito”, en verdad fue un peleador como ningún otro, a pesar de que muchos no le dieron todo el crédito que merecía debido a que la división en la que hizo historia no atrae mucha atención.

El originario de la colonia Tacubaya, cerca del centro de la capital mexicana, se coronó campeón de peso paja o mínimo (105 libras) en 1990 cuando noqueó al japonés Ohashi en Tokyo, y nadie lo bajó del trono hasta que decidió dejar la división en 1998.

Fueron un total de 22 defensas exitosas consecutivas del campeonato mundial (21 de ellas del CMB). Hablamos aquí de grandeza.

El inicio fue, como casi siempre, un poco azaroso. En la casa de los López se reunía la familia para ver las funciones de boxeo de los sábados en la televisión.

“Yo admiraba a estos hombres, de ahí le pedí a mi papá que me llevara a un gimnasio”, recordó López sobre su interés por el deporte a los siete años de edad. “Y en esos tiempos salió la película Rocky, que me gustó mucho”.

A Ricardo le gustaba tanto el boxeo que no hubo quien le hiciera cambiar de opinión. Y así, un día cayó en manos de Arturo “Cuyo” Hernández, el legendario entrenador.

Boxeador fino que noqueaba

En 1981, Ricardo ganó el primero de sus cuatro campeonatos seguidos de los Guantes de Oro mexicanos. Era evidente que estaba destinado a ser grande.

Su dedicación absoluta, la técnica súper depurada, perfecta, que adquirió, su elegancia y una pegada inusitada en divisiones chicas, hicieron del “Finito” una máquina precisa e implacable en el ring, una rara especie de un boxeador fino que noqueaba, como algunos lo describieron.

Irónicamente, “Cuyo” Hernández perdió la vida cuando su nueva estrella obtuvo el campeonato mundial. Pero Ricardo quedó en buenas manos tras buscar a Nacho Beristáin, otro miembro del Salón de la Fama del Boxeo.

De su reinado como paja es de admirarse todo: mantener el peso por tanto tiempo, pulverizar a todo tipo de oponentes con esas relampagueantes combinaciones de uno-dos que eran libro de texto del boxeo, y haber ganado muchas veces lejos de casa, en lugares donde el localismo era patente, como Japón, Corea y Tailandia.

También ganó muchas veces en los Estados Unidos, como el 23 de agosto de 1997 en el Madison Square Garden, cuando le hizo conocer la humedad de la lona al boricua Alex “Nene” Sánchez, entonces monarca de la OMB con quien unificó cetros, en una cartelera en la que también estuvieron “Tito” Trinidad, Wilfredo Vázquez y “Chapo” Rosario, entre otros.

El “Finito” es un coleccionista de proezas y récords en el ring: terminó invicto con 51-0-1; ingresó al recinto de inmortales en su primer año de elegibilidad (2007); nunca conoció la derrota, pues como amateur se fue invicto, algo sinceramente irreal; tuvo 25-0-1 en combates de campeonato, y sólo quedó la duda del empate de 1998 contra el nicaragüense Rosendo Álvarez –hubo quienes lo vieron perder ese pleito-, cuando por única vez fue enviado a la lona, pero venciéndolo con categoría ocho meses después en la revancha.

Sin embargo, uno de sus logros más preciados fue el cinturón de los cinco años seguidos o 15 defensas exitosas del CMB, que cuando le fue entregado a López sólo podían presumirlo Muhammad Ali, Mike Tyson y Julio César Chávez. A ese nivel llegó este pequeño gigante del boxeo.

Ficha técnica

Ricardo López Nava

Fecha de nacimiento: 25 de julio de 1966

Lugar de nacimiento: Ciudad de México

Récord: 51-0-1, 38 KOs

Títulos mundiales: paja CMB (1990-98), paja OMB (1997), paja AMB (1998); minimosca FIB (1999-2001)

Contra boricuas:

Agosto 23 de 1977    Alex Sánchez (gana por KO)

Lo dijo ‘Finito’:

“Cando falleció mi madre, recibí un gran consejo, una frase filosófica de don Arturo ‘Cuyo’ Hernández: el hombre necesita de tres fuerzas para salir adelante en la vida: se señaló la sien, el corazón y el bíceps”.