La frontera de México con Guatemala se ha convertido una coladera

La frontera de México con Guatemala se ha convertido una coladera

TAPACHULA, México

Cualquier persona puede ingresar a territorio nacional sin ser molestado y de manera indocumentada.

Y es que cientos de extranjeros los hacen diariamente por debajo de los mismos puentes internacionales a la vista de autoridades migratorias, aduaneras y militares.

Bajo el puente fronterizo Talismán, traficantes de migrantes tienen habilitado un lazo que sirve de guía para cruzar a las personas en balsas sobre el río Suchiate, límite natural con Guatemala.

Incluso al atravesar por la vía formal la seguridad es escasa. En un recorrido realizado por Reforma en el lugar apenas se observó a unos cuantos agentes migratorios, un par de oficiales de aduanas y solo un militar.

La revisión de personas y vehículos que ingresan al País también es mínima.

En el Municipio de Suchiate, donde se ubica el puente fronterizo Ciudad Hidalgo, el movimiento de balsas sobre el río del mismo nombre es mayor.

Luego de que se diera a conocer ayer la detención de cinco ciudadanos sirios con pasaportes griegos en Honduras, hasta ahora las autoridades mexicanas no han adoptado alguna medida extraordinaria para reforzar la seguridad fronteriza con Centroamérica.

Según la información proporcionada por la Dirección Policial de Investigación (DPI) de Honduras, los extranjeros pretendían llegar a Estados Unidos vía terrestre (posiblemente a través de Guatemala y luego México).

Fuentes de seguridad y militares consultadas en la zona señalaron que no han recibido alertamiento o indicación especial por alguna posible amenaza terrorista.
Sin embargo, no descartaron el envío de más tropas a la frontera sur del País.

“La porosidad de las fronteras propicia el tráfico ilegal de drogas, armas o personas, la vigilancia es permanente en ambas fronteras, el envío de un mayor número de militares en apoyo de las autoridades civiles responde a una alerta que no sólo ocurre en México”, indicó una de las fuentes oficiales consultadas.

En un recorrido por las 43 millas  de carretera, sumando la distancia de Talismán y Suchiate a Tapachula, no se observó la presencia de ninguna corporación estatal ni federal.

Durante dos horas de camino no se encontró puesto de revisión o patrullaje alguno. Pese a que el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, confirmó el reforzamiento de la seguridad en aeropuertos, embajadas y fronteras del País con motivo de los recientes atentados en París, Francia, la vigilancia en esta frontera no se ha modificado.