Reduce la papada con calor

Un tratamiento de radiofrecuencia promete resultados de por vida
Reduce la papada con calor
Foto: Shutterstock

Celia Gómez está contenta con la manera como la piel de su rostro ha reaccionado al paso del tiempo. Pero a sus 51 años hay algo que le molesta enormemente: su papada.

“Siento que la flacidez de mi cuello me delata”, dice entre risas sobre el “problema” que más le molesta.

Para ella, y las muchas otras personas a quienes les preocupa el look de sus cuellos, existe una solución que promete reducir la grasa y recoger la piel de esa zona.

“Thermage (www.thermage.com) es una tecnología muy efectiva que usa radiofrecuencia, un tipo de energía que se convierte en calor cuando penetra en la piel”, explica la dermatóloga Cheryl Karcher, de Sadick Dermatology, en Manhattan. “Y este calor ayuda a quemar la grasa y a contraer la piel”.

http://www.google-analytics.com/ga.jshttp://sites/default/files/js/js_xAPl0qIk9eowy_iS9tNkCWXLUVoat94SQT48UBCFkyQ.jshttp://sites/default/files/js/js_tG5pNElF7jdZyW0ucRa0HM83XPmzKI51mC1EJoW5BK0.jshttp://sites/default/files/js/js_5F0B-S7QYEOTtrGWJ4f_mAPR2QyVpJizfU-tcKDeFzY.jshttp://sites/default/files/js/js_X_HDrppQDbUrXEO70Jlz2kcyIbi1rpNjF6Psd0h-oL8.js

El tratamiento activa el propio proceso de renovación natural del colágeno, con energía térmica que produce el calentamiento de los tejidos profundos.

El paciente recibe las pulsasiones a través de una máquina con diversas puntas de aplicación, que permiten adecuar el procedimiento a la zona del cuerpo a tratar. En general, para una sesión facial se utiliza una punta descartable de 600 pulsos o más dependiendo de la necesidad de cada paciente. Las puntas descartables que se recomiendan en tratamientos corporales son de 1200 pulsos.

“Dependiendo de la zona, el tratamiento puede tomar de 30 minutos a una hora y media, y los resultados finales se asoman entre 6 a 9 meses, que es el tiempo que le toma al colágeno debajo de la piel el remodelarse”, agrega la doctora Karcher, asegurando que una de las mayores ventajas del mismo es que brinda resultados de por vida. “Aunque a medida que la persona envejece, puede ser que necesite otro tratamiento”.

Tratamiento en la parte media y baja de la cara y el cuello, resultados luego de seis meses. Cortesía: Flor Mayoral, MD.

 

Algunas personas dicen sentir un poco de dolor, según cuenta la especialista,  pero ella asegura que es más bien una molestia que se puede atenuar con calmantes. Los precios oscilan, dependiendo del tamaño del área tratada, entre $1,500 a $4,000.

Tratamiento de la parte baja de la cara y el cuello, resultados luego de nueve meses. Cortesía: Ruth Hillelson, MD.