Hasta los soldados hacen yoga

Una opción divertida para vencer los prejuicios masculinos en torno al Yoga
Hasta los soldados hacen yoga
Foto: Yogajoes.com

En el imaginario popular, una clase de yoga es una reunión de mujeres flacas capaces de hacer nudo las piernas mientras cantan Ommmmmmmmmmmmmm con los ojos cerrados. La realidad es que hombres y mujeres practican esta disciplina con condiciones físicas muy diversas: con o sin sobrepeso, con o sin flexibilidad, con o sin tapete.

Además no es ninguna actividad “suavecita”: hay ramas de yoga muy exigentes, como el Ashtanga, del que no podrías aguantar 90 minutos de práctica sin correr al menos 2 millas diarias.

Por eso, la idea de Dan Abramson, creador de YogaJoes.com, es poco menos que genial: retomó las figuras de los soldados de juguete para quitarles las armas y colocarlos en posturas o asanas básicas.

yoga joes
Foto: YogaJoes.com

El mismo Abramson ha reconocido que su intención era encontrar formas de atraer a más hombres hacia el yoga y de ahí pasó a esta ilustre idea que también está disponible en color rosa, para un toque aún más incluyente.

yoga joes rosa
Foto: YogaJoes.com

Bakasana, Virabhadrasana I, Sirsasana, Adhomukha svanasana, son algunas de las posturas que estos pequeños soldados realizan con una precisión marcial. La verdad es que si los ejércitos practicaran más yoga, muy probablemente el mundo sería diferente.

Así que si te has cansado de explicar las bondades de esta práctica milenaria a tu pareja, tu amigo, tu padre, tu hermano o a cualquier otro representante del género masculino, sin que acepte tomar una clase, los Yoga Joes son una excelente forma de ayudarle a enfrentar sus prejuicios y barreras mentales en torno a esta disciplina. Y si no, al menos son divertidos.

yoga joes gato
Foto: YogaJoes.com