Dar dinero por el pasto no ha ahorrado agua en Los Ángeles

El contralor llama a la Ciudad a invertir de manera más estratégica los incentivos para ahorrar el líquido vital

“Dinero por su césped” el programa de reemplazo por plantas y vegetación resistente a la sequía no ha traído el ahorro de agua esperado en Los Ángeles, en relación con el dinero invertido y comparado con otros programas de conservación.

Una auditoría de la oficina del contralor de Los Ángeles encontró que casi 17.8 millones de dólares del Departamento de Agua y Energía Eléctrica (DWP) en incentivos fueron para reembolsos dados por el reemplazo de pasto en casas y comercios, que se esperaba trajeran un ahorro de 350 galones de agua por dólar invertido en un periodo de 10 años.

Por otra parte, se gastaron 14.9 millones de dólares en reembolsos para aparatos domésticos de alta eficiencia como sanitarios, regadoras, sistemas de riego y otros, que arrojaron un ahorro de agua de 1,700 galones de agua por cada dólar invertido por el DWP.

“Si el dinero no es la meta, los reembolsos por el reemplazo del césped son una manera relativamente conveniente de ahorrar dinero, pero por supuesto el dinero es el objetivo”, expuso el contralor Halperin

El hogar de Zaida Correa, residente de Woand Hills, está rodeado de plantas tolerantes a la sequía.
El programa de reembolso para motivar a los angelinos a sustituir el pasto por plantas tolerantes a la sequía no ha traído los ahorros en agua esperados, reveló una auditoría.

 

La auditoría encontró que todos los programas de incentivos combinados de ahorro de agua, cortaron por persona sólo 2.6 galones al día en los ciclos fiscales 2013-14 y 2014-15, mientras que de manera voluntaria los angelinos redujeron su promedio de consumo de agua en 22 galones por día.

Lo que significa que los angelinos han ahorrado agua sin la motivación de un incentivo financiero especial.

“El programa ‘Dinero por su césped’ tiene valor como un ardid, un recurso previsto para atraer atención y publicidad. Puede que haya ayudado a estimular un interés mayor en la sequía, pero discutiblemente, a un precio de costo-eficiencia y justicia”, señaló el contralor.

En 2014, el DWP aumentó el reembolso por cada pie cuadrado de césped removido de 1 a 1.75 dólares; y el Distrito Metropolitano de Agua del Sur de California lo duplicó de 1 a 2 dólares.  En el ciclo fiscal 2014-15, se dieron los incentivos a 5,320 residencias y 106 negocios, menos de un 1% de los usuarios del DWP.

La información revela que los beneficiarios de los reembolsos por cambiar el zacate incluyen propietarios de residencias de alto valor y campos de golf privados.

El contralor Galperin recomendó al DWP entregar los incentivos a las personas que demuestren que han hecho ahorros de agua. Y urgió a instalar medidores de agua y otra tecnologías para obtener información real del consumo. En la actualidad, hay 700,000 medidores cuando existen 1.4 millones de hogares en la ciudad.

MIRA AQUI NUESTRA COBERTURA DE LA SEQUÍA EN CALIFORNIA

Reemplazar el pasto sí sale barato

En respuesta al contralor, el DWP dijo en un comunicado que desde que el programa de reemplazo de pasto comenzó, los participantes han removido casi 32 millones de pies cuadrados, lo que hace un total de más de mil millones de ahorro de agua cada año. Suficiente agua para más de 12,000 casas al año.

“Nuestros análisis muestran que los incentivos para remover el pasto por plantas que consumen poca agua es muy efectivo en términos de costos, entre más se elimina el zacate. Además el pago de los incentivos es más bajo que lo que cuesta comprar agua importada”, expusieron.

Criticas por acuerdo legal

En una carta dirigida al alcalde Eric Garcetti y al procurador Mike Feuer, el grupo de defensa del consumidor Consumer Watchdog le dicen que el más reciente acuerdo por 44 millones de dólares que les ofrece la ciudad de Los Ángeles por  cobros de más en las facturas a los contribuyentes, es injusto y desventajoso.

“Los contribuyentes que han recibido grandes cobros y han entrado en planes de pago esperan créditos y reembolsos en sus cuentas”, le dicen en la misiva escrita por el presidente de Consumer Watchdog, Jamie Court. Pero el acuerdo alcanzado contempla pagarles hasta marzo de 2017 cuando más temprano si no es que para 2018 y 2019, si hay apelaciones y objecciones.

Se quejan de que muchos usuarios de DWP han sido amenazados con la desconexión del servicio si no pagan, y para quienes no han entrado en un plan de pagos.

Hace dos años cuando el Departamento de Agua y Energía puso en marcha un nuevo sistema de cobro, se expidieron miles de facturas infladas y cargos excesivos por alrededor de 44 millones de dólares. Los afectados presentaron una demanda colectiva y el verano pasado se logró un acuerdo para devolverles y darles crédito a los clientes que les facturaron de más.