‘Decimos no más’

Campaña moviliza a padres de habla hispana a pedir un alto a la violencia domestica y el asalto sexual, así como hablar con sus hijos sobre estos temas
‘Decimos no más’
La campaña está dirigida directamente a la comunidad hispana./Cortesía
Foto: Cortesía

Más de la mitad de las 54 millones de latinas que viven en los Estados Unidos conoce a una víctima de violencia doméstica y una de cada cuatro (28%) sabe sobre una víctima de asalto sexual.

Para sensibilizar a nivel nacional sobre ambos problemas,  se lanzó la campaña nacional “Decimos no más”, que busca motivar a las familias a educarse para prevenir la violencia de género, que tanto afecta a la comunidad latina de Estados Unidos.

La campaña brinda herramientas y recursos en inglés y español  que ayudan a los padres de familia a hablar con sus hijos sobre estos temas. “Decimos no más” incluye también el lanzamiento de una nueva campaña de anuncios de servicio público que serán compartidos con varias estaciones de radio y televisión de todo el país.

Casa de Esperanza, la organización que encabeza el trabajo de la Red Nacional Latina pro Familias y Comunidades Saludables, señaló que esta iniciativa es el resultado de un estudio efectuado durante varios años a nivel nacional, con el fin de emprender una campaña similar a “No More” (que se conduce en inglés con gran éxito) enfocada hacia los de habla hispana del país.

De acuerdo con los creadores, que cuentan con el apoyo de Verizon, “Decimos no más” tiene como objetivo  proveer herramientas de educación dirigidas principalmente a los padres de familia para que aprendan formas y métodos para establecer una comunicación abierta con sus hijos sobre estos temas.

La iniciativa, identificada con hashtag #decimosnomas, surgió tras los resultados del estudio “No más: Violencia doméstica y asalto sexual en la comunidad latina de Estados Unidos”, que Casa de Esperanza: National Latin@ Network y “No More” comisionaron a la Fundación Avon para la Mujer.

Para información sobre “Decimos no más”,  visita http://www.decimosnomas.org o http://www.wesaynomas.org.

 

La idea es incentivar la conversación sobre la violencia de género./Cortesía

Toma la iniciativa

La sexualidad puede ser un tema difícil e incómodo para hablar, así que es posible que nuestras hijas e hijos no tomen el control necesario para hacer preguntas o decirnos sus preocupaciones. Toma la iniciativa y comienza la conversación. Con la práctica se vuelve más fácil, tanto para ti como para tus hijas e hijos. Habla con todos ellos, no importa cuál sea su género o su edad:

  • Habla con tus hijas e hijos sobre la importancia de valorar sus cuerpos, lo que su cuerpo puede hacer, cómo su cuerpo siente y cómo mantener su cuerpo saludable.
  • Los pre-adolescentes (con edades entre los 9-12 años) están o pronto estarán madurando físicamente, así que comienza las conversaciones sobre los cambios en sus cuerpos y qué expectativas deben tener en este respecto. A pesar de que muchas escuelas enseñan anatomía básica y mecánica corporal; las madres, padres y adultos responsables pueden y deben tomar la delantera.
  • Dales información, pero también impárteles principios y valores y crea un mecanismo seguro que facilita que la conversación siga ocurriendo. (“Puedes preguntarme lo que quieras sobre este tema. No hay razón ninguna para sentir vergüenza. Todo es parte del crecimiento”.)
  • Los pre-adolescentes y adolescentes van a tener sentimientos sexuales. Por eso debes prepararte, el conocimiento correcto le da a tu hija o hijo las herramientas necesarias para que pueda tomar decisiones que van de acuerdo con tus valores y principios familiares.
  • Conversa sobre los sentimientos positivos de intimidad que las personas pueden experimentar sin tener relaciones sexuales. Acercarse emocionalmente a alguien (tomar el riesgo de decirle los pensamientos y sentimientos de uno, con la esperanza de que estos sentimientos sean reciprocados) puede dar mucho miedo. Las personas jóvenes pueden necesitar tu apoyo y ayuda para entender este proceso, especialmente con sus primeras relaciones románticas.
  • Discute que hay muchos modos saludables de expresar los sentimientos sexuales (incluyendo la masturbación) y que el coito es sólo es uno de ellos.

 

Fuente: decimosnomas.org