¿Es la Ciudad de México gay friendly?

Desde hoy la Ciudad de México es por declaratoria una “Gay friendly” políticas públicas a favor de esa comunidad homosexual
¿Es la Ciudad de México gay friendly?
Diversidad sexual.

MÉXICO – “Aquí se puede amar a quien queramos amar con plena libertad”. El jefe de gobierno de la capital mexicana, Miguel Ángel Mancera, no titubeó para llevar al Distrito Federal al nivel de Nueva York o Roma; Berlín, Los Ángeles o Sao Paulo y 30 matrópolis más declaradas “Rainbow Cities”, “Gay friendly” o “Ciudades amigables con la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero e Intesexual (LBTTTI).

Desde hoy la Ciudad de México es por declaratoria una “Gay friendly” y desde hace unos años por sus políticas públicas a favor de esa comunidad. En 2007 se convirtió en el primer lugar del país en permitir las uniones entre personas del mismo sexo y tres años después en autorizar el matrimonio y las adopciones de hijos además de garantizar con leyes el acceso a la educación, la salud, la igualdad y la integridad.

Pero más allá de las políticas públicas, ¿los habitantes de la Ciudad de México son amigables con la comunidad LBTTTI que representa aproximadamente el 28% de la población capitalina, según Mancera?

La última encuesta del Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación en 2013 reveló que el 89.3% de los mexicanos reconoce que aún se discrimina a las personas gay a pesar de los avances legales. En otra encuesta de la empresa Parametría, el 43% de los entrevistados se opuso a que los homosexuales participen en la milicia, el 48% al matrimonio y 70% a la adopción de niños.

“La aceptación se ha dado poco a poco y el marco de derecho ha ayudado mucho”, dijo Ximena Batista, de la Fundación Arcoiris, una organización que realiza una encuesta para dimensionar en cifras la migración a la Ciudad de México por razones de género como el caso de Julio Campos, un salvadoreño que encabeza un movimiento titulado #SexilioNuncaMas.

“Hemos emigrado de Centroamérica porque se cree que la ciudad es gay friendly pero al llegar aquí nos damos cuenta de que no siempre”, afirmó en junio pasado al dar a conocer la organización. “Hay discriminación contra los homosexuales, aunque,en general, el capitalino discrimina por apariencia, orientación sexual y casi cualquier cosa”.

Yesica Makita, una ama de casa capitalina entrevistada por este diario, matiza esta percepción. “Creo que la discriminación es por círculos sociales y, en el mío hay mucha tolerancia: nos gusta vivir en paz”.

Frente a la diversidad de opiniones, el jefe de gobierno afirma que “seguirá trabajando para hacer visible los derechos” de la comunidad LGTTTI hasta que no sea necesario hacer esta clasificación y sólo se hable de “personas en igualdad”.