Fullerton pagará $4.9 millones por golpiza fatal a indigente

Acuerdo pone fin a litigio civil contra la municipalidad
Fullerton pagará $4.9 millones por golpiza fatal a indigente
Imagen de una cámara de seguridad que capto la golpiza de Kelly Thomas.
Foto: Archivo

La Ciudad de Fullerton acordó pagar $4.9 millones al padre de Kelly Thomas, un indigente y con problemas mentales que murió hace cuatro años luego de una golpiza propinada por agentes policiales de esa ciudad.

Abogados alcanzaron el acuerdo el lunes, horas antes de que iniciara un juicio civil por parte del padre del fallecido contra la ciudad, donde se incluiría un video donde el occiso, de 37 años, pedía auxilio de su padre mientras era vapuleado por los agentes.

El dinero será pagado por la firma de seguros de la ciudad y pone fin a un problema legal que ya le costó a los contribuyentes de Fullerton al menos $2 millones de dólares.

Una investigación civil criminal por parte de las autoridades federales sigue abierta en el caso.

El acuerdo llega después que se reveló que los tres exagentes de la Policía de Fullerton que estuvieron involucrados en la muerte a golpes en 2011 de un indigente con problemas mentales violaron las reglas de esa agencia del orden en cuanto a uso de fuerza, comportamiento y otras tácticas, según revela un reporte del incidente que había sido mantenido en confidencialidad.

Jay Cicinelli violó los mandatos de la Policía sobre uso de fuerza letal cuando dio rodillazos en la cabeza de Kelly Thomas, de 37 años, y lo golpeó en la cabeza con su “taser” (pistola eléctrica) “múltiples veces” el 5 de julio de 2011, de acuerdo con el estudio realizado por auditores independientes.

El incidente fue captado en cámaras de seguridad y generó enormes críticas a la Policía de Fullerton, así como marchas y protestas en contra de la corporación.

Kelly Thomas antes y despues de la golpiza.
Kelly Thomas antes y despues de la golpiza.

Los exagentes Manuel Ramos y Joseph Wolfe violaron la política de uso de fuerza de la Policía cuando usaron su fuerza corporal para subyugar y arrestar a Thomas, revela también el reporte.

Thomas, quien padecía de esquizofrenia, murió cinco días después de la golpiza. El reporte del médico forense determinó que la víctima falleció como resultado de compresiones mecánicas de su pecho y lesiones en su cara y cráneo.

“El peso de Ramos y el peso corporal de los otros agentes sobre Thomas quizá fueron parcialmente responsables por su muerte”, aduce el reporte. También incrimina a Wolfe por lo mismo.

El reporte también señala que Cicinelli fue captado en grabaciones diciendo que después que ya no pudo controlar a Thomas, utilizó su “taser” contra la cabeza del indigente y “probablemente le golpeé la cabeza hasta el infierno”. “La imagen mental que dejan esas declaraciones es de una persona salvaje dispuesta a abusar su posición de autoridad para castigar a los ciudadanos con los que se encuentra”, indica el reporte. Michael Gennaco y Stephen Walsh de la Oficina de Revisiones Independientes fueron los autores del reporte. Este análisis nunca se presentó como evidencia durante el litigio criminal contra Ramos, Cicinelli y Wolfe que duró entre 2013-2014 debido a que estaban obligados a dar estas declaraciones a Gennaco y Walsh, y las declaraciones obligadas no son admisibles en procedimientos judiciales.

El reporte salió a luz como parte de documentos judiciales que forman parte de un caso civil presentado por el padre de Thomas, Ron, en contra de la ciudad de Fullerton y autoridades policiales de esa municipalidad. Se espera que el juicio civil empiece el 24 de agosto. El caso criminal terminó con la absolución de Ramos y Cicinelli por cargos de asesinato en segundo grado, muerte intencional involuntaria y fuerza excesiva. Eventualmente se deshecharon los cargos en contra de Joseph Wolfe.

El Departamento de Policía de Fullerton despidió a los tres agentes, aunque ellos ahora intentan regresar a sus empleos.