Gerardo Ortiz monta un escándalo en el Coloso de Reforma

Los seguidores del cantante de corridos armaron una pelea que el personal de seguridad no pudo controlar
Gerardo Ortiz monta un escándalo en el Coloso de Reforma
Es la primera vez que se monta un alboroto de tal magnitud en este recinto.
Foto: Getty

Una gresca colectiva entre seguidores de Gerardo Ortiz ocurrió la noche del domingo en el Auditorio Nacional.

Esta es la primera vez en 20 años desde que se remodeló el recinto, en que tiene lugar una gran pelea entre los asistentes a un concierto, lo que desconcertó a los encargados de seguridad del recinto, quienes no están acostumbrados a este tipo de situaciones y no pudieron controlar a los fans alborotados, pues mientras intentaban controlar a algunos, otros tiraban golpes a diestra y siniestra.

La bronca comenzó justo en los momentos en que Ortiz interpretaba el narcocorrido “Damaso”, y continuó con “En preparación” y “Culiacán contra Mazatlán”. Algunos de sus fans se pusieron eufóricos y dieran inicio a la batalla campal.

Gerardo Ortiz, sin embargo, siguió cantando y los ingenieros del Auditorio apagaron las luces y lanzaban destellos para que la bronca pasara desapercibida, lo cual no lograron, pues gran parte del público se concentró en el zafarrancho y dejó de ver el show.

5bst54wvt5w4

Pese a ello, el joven originario de Pasadena, California, se brindó por completo y poco faltó para que sus 10 diez mil seguidores lo sacaran en hombros del Auditorio, en una noche de éxtasis en la que interpretó más de 50 canciones.

Acompañado de su banda, un grupo norteño, una orquesta sinfónica y tres coristas, Gerardo ofreció más de tres horas de concierto con un espectáculo musical muy colorido y lleno de energía.

El joven cantante convirtió el Coloso de Reforma en un rodeo gigantesco y complació con casi todos sus éxitos a la mayoría de sus seguidores, quienes corearon al unísono temas románticos como “Te soñé”, “Por qué terminamos” y Perdóname, entre otros; además de interpretar a dueto con su hermano Kevin la canción “Tal como eres”, sin duda, la más ovacionada de la noche.

Ortiz recorrió el escenario durante todo su show y en cada una de sus interpretaciones se dio tiempo para interactuar con el público y dejarse consentir, pues sus fans lo llenaron de regalos como muñecos de peluche, rosas, chocolates, fotos y todo tipo de recuerdos, que él recibía gustoso y agradecía con besos y abrazos, sin faltar las selfies.

Por Salvador Trejo