Lanzan iniciativa que busca restringir las opciones de aborto en California

La medida busca imponer un periodo de espera mandatorio de 48 horas a jóvenes menores de 16 años
Lanzan iniciativa que busca restringir las opciones de aborto en California
Mujeres en North Carolina protestan en contra de requisitos mandatorios.

Los partidarios de una iniciativa que agregaría restricciones al aborto recibieron recientemente la aprobación para recolectar firmas que apoyen la propuesta. De ser aprobada, las jóvenes menores de 16 años tendrán que esperar 48 horas después de que el médico le notifique por escrito a sus padres o guardianes, para poder realizarse un aborto, anunció el Secretario de Estado Alex Padilla.

La iniciativa también requerirá que se informe al estado sobre el aborto. Aquellos médicos y profesionales de la salud que violen dichos términos podrían ser sujetos a juicio por 12 años. La iniciativa contempla excepciones en casos de emergencia, de menores emancipados, o en casos de abuso documentado. Los jueces también podrían saltear el requisito de la notificación a los padres, si la joven asiste a la corte y prueba su madurez.

Bajo la ley de California, el aborto es legal e incluso enfermeras y personal profesional que no son doctores (con el entrenamiento adecuado) pueden realizarlo. Sin embargo, hay algunas restricciones a los menores de edad (que no han sido emancipados) quienes deben de tener el consentimiento de los padres antes de someterse al procedimiento quirúrgico.

Otros 28 estados en el país tienen requisitos similares de espera. En julio de este año, el gobernador Rick Scott, de Florida, aprobó una medida similar que requiere 24 horas de espera, antes de que una mujer pueda realizar un aborto. En estados como Missouri y Utah el periodo mandatorio de espera es de 72 horas. En South Dakota, la espera de 72 horas excluye fines de semana y feriados oficiales.

La guía de la Organización Mundial de la Salud (Safe abortion: technical and policy guidance for health systems, www.who.int), aconseja que una vez que una mujer toma la decisión de realizar un aborto, el procedimiento se realice a la brevedad, para evitar poner en riesgo su salud. Otros de los riesgos de los periodos de espera mandados por el gobierno es que aumentan el número de abortos realizados en el segundo trimestre de gestación.

Los proponentes de la medida no respondieron a los llamados de La Opinión para ampliar los detalles.

Para poder considerar la medida en las elecciones de noviembre de 2016, los promotores de la iniciativa necesitarán recaudar las firmas válidas de 585,407 votantes registrados, indicó Padilla.

Medidas similares fracasaron en 2005, 2006 y 2008.