Hillary Clinton promete no usar otra vez la expresión “inmigrantes ilegales”

Al ser cuestionada por el uso de ese término, la candidata presidencial reconoció su error y se comprometió a no utilizar ese término para referirse a inmigrantes indocumentados. ¿Consideras que usar “ilegal” es ofensivo? ¿Por qué? Déjanos tus comentarios

Guía de Regalos

Hillary Clinton promete no usar otra vez la expresión “inmigrantes ilegales”
Foto: EFE

La aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton prometió no volver a usar la expresión “inmigrantes ilegales” y dijo que haberla empleado en el pasado para referirse a los indocumentados fue una “elección pobre de palabras”.

La ex Secretaria de Estado fue preguntada al respecto durante una sesión de preguntas a través de Facebook organizada por Telemundo.

Concretamente, el activista y periodista filipino José Antonio Vargas, quien llegó en su día como indocumentado a EEUU y promueve una campaña para que todos los candidatos a la Casa Blanca dejen de usar la expresión “inmigrantes ilegales”, preguntó a Clinton si se comprometía a no emplear más esos términos.

Clinton respondió que sí, que no usará más el calificativo “ilegal” para referirse a los inmigrantes indocumentados.

“Como he dicho a lo largo de esta campaña, las personas en el corazón de este problema son niños, padres, familias, ‘DREAMers’ (soñadores). Ellos tienen nombres y esperanzas y sueños que merecen ser respetados”, enfatizó Clinton.

“He hablado de los inmigrantes indocumentados cientos de veces y luchado durante años por una reforma migratoria integral. Y voy a seguir haciéndolo”, continuó la candidata.

ilegales indocumentados hillary clinton

Clinton usó la expresión “inmigrantes ilegales” a comienzos de mes durante un acto de campaña en Nuevo Hampshire al hablar de la seguridad en la frontera con México.

La exsecretaria de Estado ha prometido que, si llega a la Casa Blanca, mantendrá y ampliará las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama para suspender temporalmente la deportación de millones de indocumentados.

Esas medidas, anunciadas por Obama hace un año, están bloqueadas en los tribunales y el Gobierno ha presentado un recurso ante el Tribunal Supremo para tratar de que entren en vigor.