¿Cómo embellecer tus uñas?

Conoce los hábitos nocivos que las dañan y aquellos que las hacen crecer rápido y fuertes
¿Cómo embellecer tus uñas?
Los alimentos ricos en calcio y vitaminas A, B, C y D son esenciales para unas uñas bellas y saludables.
Foto: /Shutterstock

Las uñas hablan por sí solas de tu buena o mala estética. Por ello debes cuidarlas, al igual que tu cabello y rostro, para que crezcan sanas y con rapidez.

Y es que cuando a las uñas se les da el cuidado que merecen no hay necesidad de acudir al uso de las postizas que tanto arruinan su brillo y consistencia natural, además de ponerlas a riesgo de contraer hongos e infecciones que afectan tu salud.

Estos cuidados incluyen consumir alimentos que poseen las vitaminas y los minerales que estimulan su crecimiento y endurecimiento, dejar los hábitos que las arruinan y adaptar aquellos que las protegen y embellecen.

Qué debes comer

Para unas uñas gruesas, fuertes y largas, los dermatólogos recomiendan incrementar en la dieta los alimentos ricos en proteínas (carne, pollo, pescado, granos y semillas); así como en vitaminas A, B, C y D, que están presentes en frutas y vegetales.

También se recomienda consumir a diario los alimentos con calcio, como los son la leche y otros productos lácteos (quesos y yogurt); el jugo de naranja y algunos cereales; las espinacas; el tofu y el salmón y las  sardinas enlatadas con espinas.

Los cereales enriquecidos con calcio promueven el rápido crecimiento de las uñas.
Los cereales enriquecidos con calcio promueven el rápido crecimiento de las uñas. /Shutterstock

Hábitos de las arruinan

Entre los hábitos nocivos que las hacen quebradizas, blandas y de escaso crecimiento se encuentran:

  • Morderlas. Este mal hábito las debilita y hace que se partan con facilidad.
  • Limpiar y lavar sin guantes. Los detergentes u otros artículos de limpieza dañan la salud de las uñas, así como la jardinería.
  • Usarlas como un destapador. Al igual que mal hábito de morderlas, el utilizar las uñas para remover las tapas de las botellas las vuelve quebradizas y finas.
  • Mala nutrición. Unas uñas saludables y gruesas solo se logran incluyendo en la dieta diaria las vitaminas y minerales que las fortalecen y hacen crecer.
  • Suciedad. Las uñas que siempre están sucias están a riesgo de padecer de hongos e infecciones que las debilitan y afean. En las farmacias y supermercados populares venden unos cepillos diseñados especialmente para la higiene diaria de las uñas.
  • Siempre pintadas. La uñas que se mantienen siempre pintadas pierden su brillo natural y tienden a adelgazarse por la abrasión de los químicos que poseen los esmaltes y las acetonas que se utilizan para removerlos.
Las uñas que se muerden son débiles, delgadas y crecen con lentitud.
Las uñas que se muerden son débiles, delgadas y crecen con lentitud. /Shuterstock

Tips para que crezcan hermosas y saludables

Estas recomendaciones generales ayudan al crecimiento y el fortalecimiento de las uñas:

  • Guantes. El uso de guantes que las protegen del frío es básico durante las temporadas de bajas temperaturas. También es importante usar guantes de caucho para lavar platos o la ropa, y los de cuero o tela gruesa para las actividades de jardinería.
  • Esmalte nutritivo. Aplicar en ellas una capa de esmalte nutritivo o un endurecedor  una vez a la semana.
  • A lo natural. Evita el uso de uñas postizas y esmaltes de gel que se secan con lámparas de luz roja o azul que las debilitan.
  • Despintarlas de cuando en cuando. Dejar las uñas sin pintar periódicamente para que  respiren y retomen su brillo natural.
  • Ajo o cebolla. El zumo de estos dos productos alimenticios es buenísimo para engrosar las uñas, así que aprovecha de flotar un poco de este al momento de pelar los ajos o la cebolla que usarás en tus comidas.
  • Baños de aceite de oliva, almendras o resino. En un reciente donde quepan tus manos, coloca una taza de agua caliente ccn dos cucharadas ya sea de aceite de oliva, almendras o resino, y sumerge tus manos por 10 minutos. Al concluir el tiempo, solo seca y no enjuagues.
  • Vitamina E. Agrega a tu crema de manos el líquido de tres cápsulas de vitamina E y asegúrate que tus uñas queden cubiertas de crema cada vez que te la apliques en las manos.