Emotivo funeral despide a policía latino de Downey

Cientos de agentes del orden acudieron a la ceremonia para honrar al agente latino
Emotivo funeral despide a policía latino de Downey
Conmemoran al agente caído Ricky Gálvez.
Foto: Suministrada

Con un servicio religioso plagado de anécdotas hoy cientos de agentes y familiares dieron el último adiós al policía de Downey, Ricardo “Ricky” Gálvez, quien fue asesinado a balazos hace dos semanas.

En una emotiva misa celebrada esta mañana en la Catedral de Los Ángeles, Gálvez fue recordado como un “héroe” que sirvió a su país como un valiente infante de Marina y un destacado agente en Downey.

Según el Sheriff, Gálvez fue baleado y muerto en un intento de robo cuando se encontraba dentro de su auto en el estacionamiento de la Policía de Downey, la noche del pasado 18 de noviembre.

Tres jóvenes que fueron detenidos tras una persecución son los acusados del homicidio.

Durante la ceremonia. (Isaías Alvarado/La Opinión)
Durante la ceremonia. (Isaías Alvarado/La Opinión)

Pero las circunstancias de su muerte no se mencionaron en las exequias, sino los gestos humanos que tuvo Gálvez siendo policía e hijo de Margarita, una tapatía que lo crió en Boyle Heights.

//platform.twitter.com/widgets.js“Cuando él se graduó de la Academia de Policía le prometió a su mamá de que le compraría una casa y unos meses después lo cumplió”, contó en la homilía el diácono y exalcalde de Downey, Mario Guerra. Después de su muerte se hizo pública una anécdota para mostrar la calidez humana de Gálvez y que hoy la volvió a relatar el jefe de la Policía de Downey, Carl D. Charles.

//platform.twitter.com/widgets.js

Pasó hace unos meses, cuando el agente detuvo el auto de una anciana que tenía el registro vehicular expirado. Ella le contó con lágrimas que recién había enviudado y que no tenía dinero.

“‘Ricky’ la dejó ir con una nota de advertencia y al día siguiente mostró su compasión y pagó el registro por ella”, contó Charles. “Es un perfecto ejemplo del corazón gentil de ‘Ricky’”, agregó.

Cientos de policías de distintas agencias del orden del Sur de California participaron en el servicio religioso portando un gafete con una foto de Gálvez y una cinta negra en sus placas.

Familiares honran la memoria de Ricky Gálvez.
Familiares honran la memoria de Ricky Gálvez. / Mark Boster – Los Angeles Times Pool Photo

Con el lamento de las gaitas varios uniformados lloraron, mientras el féretro cubierto con la bandera estadounidense recorría el acceso principal de la Catedral angelina.

“Todo el condado de Los Ángeles y el Sur de California fueron afortunados de ser beneficiados por el servicio de ‘Ricky’”, expresó por su parte la procuradora del condado de Los Ángeles, Jackie Lacey, cuya oficina ha presentado cargos contra los tres sospechosos y aún no define si pedirá pena de muerte para los dos con mayoría de edad. Un tercer detenido, de 17 años, sólo enfrentaría cadena perpetua.

Mark McDaniel, teniente de la Policía de Downey, dijo que la corporación está conmocionada por esta tragedia. “Perder a un hermano de esta manera, de 29 años, es absolutamente devastador”, dijo.

El agente Andrew Lofquist contó que desde la academia de policía forjó un fuerte amistad con Gálvez, en la que incluso hablaron de la muerte. Sucedió cuando veían la película policiaca “End of Watch” y Gálvez le dijo con seriedad a Lofquist que hablaría en su funeral si él moría.

Pero, como sucedió en la película, el policía latino, Gálvez, falleció a tiros y a Lofquist hoy le tocó leer en el funeral una de las frases más conmovedoras del filme: “Detrás de mi placa hay un corazón como el tuyo. Yo sangro. Yo pienso. Yo amo. Y sí, puedo ser asesinado”.

Galería de Fotos del último adiós a Ricky Galvez

.es-carousel ul{ display:block; }

{{if itemsCount > 1}}

{{/if}}

Misa en honor al agente de la Policia de Downey en la Catedral de LA. / Pool Photo Los Angeles Times