Los habitantes de Ecatepec viven con la pistola en la boca (Vivir en el infierno, parte 1)

Robos, asesinatos y violaciones constantes hacen del municipio de Ecatepec el más violento de México
Los habitantes de Ecatepec viven con la pistola en la boca (Vivir en el infierno, parte 1)
Heberto Cortés muestra las cámaras que tuvo que poner en su negocio después de un asalto

ECATEPEC, México,  Heberto Cortés camina por la calle Bosques del Tesoro rumbo a su negocio mientras recuerda los robos, secuestros y asesinatos que ocurrieron en los últimos dos años en una sola calle de la colonia Jardines de Morelos. Señala casas de uno y otro lado de la banqueta: “Ahí ya los despechugaron”, “en esa los mataron”, “en la carnicería picaron con un cuchillo a mi empleado”.

Hace poco más tres años que los habitantes de este barrio viven con una pistola en la boca, ya que el municipio de Ecatepec se volvió el más violento del Estado de México, que a la vez encabeza las listas de homicidios dolosos en todo el país con 1,559 en los últimos nueve meses, a un ritmo de seis al día.

Cortés entra a su tienda de abarrotes repleta de mercancía y va detrás del mostrador protegido por gruesos vidrios, vigilado por cámaras de seguridad que instaló después de que tres hombres armados con metralletas lo asaltaron a plena luz del día para quitarle dinero en efectivo, una camioneta que acababa de comprar. Para concluir, le dieron un tiro.

Tuvo suerte: la bala se incrustó en su pierna y los ladrones se echaron a correr. “La cicatriz me recuerda cuando empezó a empeorar todo aquí”, detalla al levantarse el pantalón a la altura de la pantorrilla para mostrar la prueba.

Ubicado en la región periférica de la Ciudad de México, Ecatepec creció como una ciudad dormitorio a la sombra del Distrito Federal y se convirtió un monstruo que en los últimos años alcanzó una población de 1.6 millones de habitantes –la más alta de cualquier otro municipio de Latinoamérica- con los problemas sociales que implica el crecimiento irregular, la pobreza y el arribo del crimen organizado que huyó de otros estados donde se les ha perseguido desde 2010.

El secretario de Seguridad Pública del Estado de México, Damián Canales, reconoce que hay dos cárteles que han hecho de la entidad su casa: La Familia Michoacana y Guerreros Unidos. A ellos se les atribuye el incremento de los asesinatos con violencia, pero las organizaciones vecinales afirman que más allá del narcomenudeo hay otras cientos de bandas dedicadas al robo de particulares y coches que golpean directamente a las familias.

El municipio que dirigió dos veces como alcalde el hoy gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, es también líder en asalto a automóviles, según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, con un promedio diario de 102 casos, la mitad de ellos a mano armada.

“Aquí los policías no investigan, porque los delitos los cometen ellos mismos y sus amigos”, observa Rosalba Olivares, activista de Jardines de Morelos, para contradecir los dichos del secretario acerca de que en la entidad se ha depurado al 98% de los cuerpos policiacos.

“No es verdad”, ataja: “aquí los pobladores se armaron con silbatos, cuchillos y palos para hacer frente a la delincuencia tras múltiples denuncias sin atención”.

En junio pasado intentaron linchar a cinco presuntos asaltantes, entre ellos dos menores de edad.Los malechores fueron rescatados por las autoridades. Semanas después, cuando iban a capturar a otro malandrín, éste sacó una pistola y disparó a mansalva contra varios de ellos.

“Ahora mucha gente está intimida, pero reiteramos lo dicho: en cuanto atrapemos a un delincuente lo vamos a linchar. O son ellos los que mueren o nosotros”, reitera Olivares,  madre de seis hijos que a diario se encuentran con noticias de cuerpos ensangrentados tirados en las calles, mujeres violadas y abandonadas en el Río de los Remedios o vecinos asesinados tras el robo de sus coches. “No tenemos opción”.

El Estado de México es la entidad con mayor número de ajusticiamientos de pobladores: en 2014 sumó 22, incluyendo dos en medio de una gran avenida de Ecatepec.

ESTADÍSTICAS

  • Uno de cada ocho asesinatos en el país ocurre en el Estado de México, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública.
  • El estado de México encabeza la lista de homicidios violentos con 1559 asesinatos entre enero y septiembre de 2015.
  • Ecatepec tiene el mayor número de muertes violentas del Estado de México, seguido por Nezahualcóyotl, Tlanepantla, Naucalpan, Cuautitlán y Chalco. Todos ellos en la periferia de la Ciudad de México.
  • 102 robos diarios de vehículos en la entidad; de ellos 70 ocurren en Ecatepec.
  • 10,400 robos por cada 100,000 habitantes ocurren en el Estado de México.
  • En el mes de noviembre la policía estatal ha capturado a 12 bandas dedicadas al robo y la procuraduría emitió una sentencia de nueve años a un ladrón.