Critican cartas que enviarían a quienes conduzcan por calles ‘calientes’

A través de la lectura de las placas de los autos se identificaría la dirección de los propietarios
Critican cartas que enviarían a quienes conduzcan por calles ‘calientes’
Enviarán cartas de advertencia de los problemas del lugar a los conductores para evitar el tráfico humano. /Archivo

Mientras la Fiscalía local revisa si es viable enviar advertencias escritas a dueños de autos que circulen por zonas consideradas ‘calientes’ donde se ejerce la prostitución, la medida preocupa a defensores de libertades civiles.

A través de la lectura de las placas de los autos se identificaría la dirección de los propietarios.

El Ayuntamiento quiere imitar lo que han hecho otras ciudades del país para combatir el tráfico humano.

Esta ordenanza avanza cuando hay un litigio pendiente que en 2013 interpusieron la organización sin fines de lucro Electronic Frontier Foundation (EFF), con sede en San Francisco, y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) para oponerse a la recolección de placas de autos.

La demanda señala a la Policía de Los Ángeles (LAPD) y al Sheriff de este condado (LASD).

EFF está interesada en saber más detalles de la polémica propuesta de esta ciudad.

“Tenemos una demanda en torno a la información colectada en el área por cámaras de la Policía que leen las placas de los autos, pero no sabemos cómo este programa podría encontrar números de placas”, dijo Rebecca Jeshke, vocera de EFF, a La Opinión.

A la ACLU le incomoda que las agencias del orden estén recopilando información de conductores “inocentes” a través de lectores de placas y que ésta se retenga por años o incluso indefinidamente con poca o ninguna restricción para proteger los derechos de privacidad.

Las cartas se enviarían para desalentar a los que buscan prostitutas y no afectarían a quienes visiten las zonas por razones legítimas, dijo la concejala Nury Martínez.
Las cartas se enviarían para desalentar a los que buscan prostitutas y no afectarían a quienes visiten las zonas por razones legítimas, dijo la concejala Nury Martínez.

“A medida que la tecnología se extiende, la ACLU pide la adopción de legislaciones y normas para las agencias del orden que se sujeten a estrictos principios de privacidad para evitar que el gobierno siga nuestros movimientos de manera masiva”, dice el grupo.

El gobierno angelino busca enviar las cartas para desalentar a los que buscan prostitutas, sin tratar de afectar a quienes visiten las zonas por razones legítimas, dijo la concejala Nury Martínez, promotora de la ordenanza, que el pasado miércoles fue aprobada en una primera instancia por el Cabildo angelino.
No está claro cuál es el plazo para que la Procuraduría local revise esta propuesta.

“Las cartas pueden ser una herramienta útil en los esfuerzos de la Ciudad para desalentar a los que apoyan la prostitución”, indica la moción de Martínez, que resalta que el Valle de San Fernando es una de las regiones de la ciudad donde más se ejerce esta actividad ilegal.

El texto que envía el gobierno de Oakland, uno de los que ya aplican esta medida, dice: “Un vehículo registrado a su nombre […] ha sido visto en el área de […]. Queremos informarle que esta zona ha tenido un aumento en el tráfico de drogas, robo de vehículos y prostitución”.

Los Ángeles podría monitorear si manejas en zonas conocidas por la prostitución. /Archivo
Los Ángeles podría monitorear si manejas en zonas conocidas por la prostitución. /Archivo

Ya es aplicado en otros lugares

Como lo hacen otros municipios, Los Ángeles evitaría acusar a la persona de buscar prostitutas, sino que le advertiría de los riesgos, como enfrentar a la justicia, contraer enfermedades venéreas o respaldar el tráfico humano. También pediría la colaboración del público para combatir dicha actividad.

Más de 40 ciudades y condados del país utilizan esta campaña.

Políticos y funcionarios del área de Los Ángeles abogan para que se cambie la ley estatal para incrementar los castigos contra los solicitantes de prostitutas, considerado un delito menor por el cual se recibiría una condena de por lo menos 45 días en una cárcel del condado.

En tanto, este año entró en vigor una ley que California que recomienda quitar la condena por ejercer la prostitución si se comprueba que el acusado era una víctima de tráfico humano.