Declaran culpable a madre que mató a sus tres hijas

Según los fiscales, la madre mató a sus hijas para vengarse de su esposo
Declaran culpable a madre que mató a sus tres hijas
Carol Coronado y sus tres hijitas: Yazmine, de 2 años, Sophia, de 16 meses y Xenya, de tres meses.

Carol Coronado, la madre que apuñaló a sus tres hijitas en mayo de 2014, fue declarada culpable de los homicidios el lunes. Coronado, quien se había declarado inocente alegando psicosis de postparto, cedió su derecho a juicio y optó por una sentencia del juez.

“Perdió la cabeza”, opinó su esposo Rudy Coronado a cámaras de NBC Los Angeles y padre de las niñas, después de conocer el veredicto. A pesar de haber perdido a sus tres hijas, el padre defendió a la mujer. “Creo firmemente que ella no quiso hacerlo”, opinó.

Carol no mostró ninguna emoción al conocer el veredicto sobre los homicidios de Yazmine, de dos años de edad, Sophia, de 16 meses y Xenya, de tres meses de edad, en su hogar de Torrance. El juez la declaró inocente por el intento de homicidio a su propia madre, quien le sacó el cuchillo de las manos, al descubrir que había apuñalado a las niñas.

http://www.nbclosangeles.com/portableplayer/?cmsID=359178351&videoID=fUkpBw_M9_PU&origin=nbclosangeles.com&sec=news&subsec=local&width=600&height=360

Según los fiscales, la madre de 32 años de edad mató a sus hijas para vengarse de su esposo por considerar el divorcio. Los abogados defensores, en cambio, argumentaron que Carol era una madre agobiada por el trabajo de cuidar a sus hijas.

La tarde del martes 20 de mayo Julie Piercey llegó al domicilio, ubicado en la cuadra 1000 de la calle W. 223rd, donde vivía su hija Carol con su esposo y sus tres hijas. Su hija se encontraba recostada en la cama donde colocó cuidadosamente los cadáveres de sus hijas.

En ese momento Carol fue detenida e internada en un hospital para evaluarla mental y físicamente, ya que al parecer ella misma se produjo heridas.

La semana pasada, en su última comparecencia ante el juez, la mujer tuvo un episodio psicótico y tuvo que ser retirada de la corte, mientras gritaba, pateaba y lloraba por su familiares. El juez decidirá esta semana si irá a la cárcel de por vida, o si será internada en un hospital psiquiátrico. La pena de muerte no será considerada.

Su caso será el tema de un documental sobre la depresión de postparto.

Con información de Jorge Morales Almada