Qué pasó realmente en San Bernardino (FOTOS y VIDEOS)

Un recuento de los hechos del pasado 2 de diciembre, según información de la Policía de San Bernardino

Syed Farook y su esposa fueron identificados como los principales sospechosos de la masacre en San Bernardino.
Syed Farook y su esposa fueron identificados como los principales sospechosos de la masacre en San Bernardino.
Foto: Impremedia

A medida que las autoridades hacen disponible más información sobre la tragedia en San Bernardino, ocurrida el pasado 2 de diciembre, y los supuestos responsables —identificados como Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik— se puede empezar a comprender que, por el nivel de sofisticación y planeamiento, esta masacre no fue producto de un acto impulsivo y que, probablemente, Malik sería fiel seguidora de Estado Islámico (ISIS).

A continuación un recuento cronológico de las acciones de Farook y Malik que costaron la vida de 14 personas y causaron 21 heridos:

1. Dejaron a su hija con los abuelos: La mañana del miércoles, poco antes de asistir a la fiesta navideña dentro del Inland Regional Center, donde ocurrió la balacera y donde trabajaba Farook, la pareja fue a dejar a su hija de seis meses a la casa de los abuelos. En declaraciones siguientes, familiares de Farook informaron a las autoridades que éstos utilizaron la excusa que tenían una cita con el doctor.

2. Farook fue a la reunión laboral por fiestas de fin de año: De acuerdo con Jarrod Burguan, jefe del Departamento de Policía de San Bernardino, Farook acudió a la reunión laboral pero se fue aparentemente ofuscado o enojado.

inland regional center san bernardino tiroteo

3. Inicia la masacre: Pasaron entre 10 y 30 minutos desde que Farook se fue de la fiesta hasta que éste retornó junto a su pareja, pero esta vez armados y listos para llevar a cabo su plan. La tragedia ocurrió en una de las salas de conferencias aproximadamente a las 11 a.m., donde se efectuaron entre 65 y 75 disparos, asesinando a 14 e hiriendo a 21 personas. Posteriormente, los atacantes escaparon en una camioneta Ford Explorer de color negro. Mientras tanto, un sinnúmero de patrullas, ambulancias y personal arriba al lugar de los hechos, dando inicio a una investigación que hasta el momento sigue sin explicación clara.

http://content.jwplatform.com/players/NVtTCkiN-pqt7NoRZ.js

4. Enfrentamiento con la policía: Poco después de las 3 de la tarde, Farook y Malik se enfrascaron en un intercambio de balas con las autoridades mientras huían en su camioneta negra. La Policía cree que durante la persecución Malik disparó a los agentes desde la parte trasera del vehículo, mientras que Farook conducía y participaba en el intercambio de balas. Imágenes aéreas mostraron el intercambio y los cuerpos ya sin vida que yacían en el pavimento. Durante una conferencia de prensa más tarde, Burguan daría conocer que casi dos docenas de agentes participaron en el intercambio, y dispararon 380 veces.

5. Un arrestado: A eso de las 5 de la tarde, la Policía acudió a una residencia en Redlands, supuestamente vinculada al ataque perpetrado esa mañana. Media hora después, una persona sería detenida, pero se desconoce si está vinculada al tiroteo.

6. Registran la casa de los sospechosos: Tras la muerte de los sospechosos, el FBI, el ATF, la Policía y el Sheriff de San Bernardino comenzaron a registrar el hogar de Farook y Malik en Redlands. El cateo duró toda la noche del miércoles y hasta la mañana del jueves se informó que la pareja contaba con suficiente armamento para llevar a cabo otro ataque:

Este es el arsenal confiscado a los dos sospechosos de la masacre en San Bernardino:

  • Tres bombas unidas que dejaron en el Inland Regional Center
  • Un dispositivo de control remoto que no funcionaba
  • 2 rifles de asalto calibre .223
  • 2 pistolas calibre .9 milímetros
  • 1,400 balas para rifle .223
  • Más de 200 balas para pistola .9 milímetros
  • Vestían indumentaria militar de color negro
  • No portaban chalecos antibalas
  • Efectuaron entre 65 y 75 disparos en el Inland Regional Center
  • En la persecución policiaca dispararon unos 67 tiros

En su casa en Redlands les fueron asegurados:

  • 12 artefactos explosivos
  • Cientos de herramientas para elaborar bombas caseras
  • Material para producir bombas
  • Más de 2,000 balas para pistola calibre .9 milímetros
  • Más de 2,500 balas para rifle .223
  • Cientos de balas para rifles de asalto
  • 7. Surgen imágenes: La noche del jueves, el Sheriff difundió por medio de Twitter las imágenes de las armas y el equipo confiscado en el hogar de la pareja. Alguna de las armas fueron conseguidas de manera legal en California.

    .es-carousel ul{ display:block; }

    {{if itemsCount > 1}}

    {{/if}}

    Armas que encontraron dentro del vehículo en que viajaban Farook y Malik el 2 de diciembre.

    8. San Bernardino llora a sus muertos: Poco después que las autoridades dieron a conocer los nombres de las 14 víctimas y de los 21 heridos, miles de californianos acuden al estadio San Manuel de San Bernardino para honrar la memoria de sus hermanos perdidos. “Esta tragedia no nos va a detener”, expresó el alcalde de San Bernardino, Carey Davis, en la vigilia.

    .es-carousel ul{ display:block; }

    {{if itemsCount > 1}}

    {{/if}}

    Vigilia en San Bernardino para honrar a las víctimas de la masacre. Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

    9. Aseguran vínculo con ISIS: La mañana del viernes, varios medios de EEUU, entre éstos CNN y NBC, informaron que Malik habría declarado su lealtad a Estado Islámico, el grupo terrorista que perpetró los ataques en París el pasado 13 de noviembre. Según los medios, cuya información les fue proporcionada por fuentes gubernamentales, la mujer proclamó su lealtad al grupo por medio de Facebook antes de arribar a EEUU utilizando la visa K1, cuando aún era prometida de Farook.

    10. Abren puertas: Las autoridades dieron por terminada la investigación dentro del hogar de la pareja en Redlands la mañana del viernes, y posteriormente dio libre entrada a la prensa.

    .es-carousel ul{ display:block; }

    {{if itemsCount > 1}}

    {{/if}}

    Dentro de la vivienda de Syed Farook en Redlands, California.