Masacre en San Bernardino: “No pondremos la otra mejilla”

La venta de armas subió en California y otros estados a raíz de este “acto de terrorismo”
Masacre en San Bernardino: “No pondremos la otra mejilla”
Se han registrado más ventas de armas tras diversos tiroteos a lo largo de EEUU.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La expresión facial del encargado de una armería de San Bernardino se endurece cuando habla sobre el creciente interés de la gente por comprar pistolas y rifles después de la masacre de la semana pasada.

“¿Qué querías que hiciera la gente? No vamos a poner la otra mejilla”, dijo con tono serio este hombre que pide no publicar su nombre ni el del local donde trabaja citando razones de seguridad.

Apenas se supo que 14 personas fueron acribilladas en el Inland Regional Center por dos personas de origen paquistaní que portaban un arsenal y artefactos explosivos, el local ha recibido a más personas.

La venta de armas subió en California y otros estados a raíz de este “acto de terrorismo”, una reacción incluso mayor a la observada tras la matanza de la primaria Sandy Hook en 2012, reportó la prensa.

http://content.jwplatform.com/players/mQ1koqY1-rqn0kHFM.js

El dependiente del establecimiento de San Bernardino afirmó que no ha observado un incremento en la cantidad de personas comprando armas, sino de interesados en iniciar el proceso para adquirirlas.

“Es gente preocupada de que se repita” la tragedia, comenta el vendedor, quien porta una pistola en la pierna derecha. Detrás del mostrador hay rifles, pistolas, mirillas, chalecos antibalas y otros artefactos.

Pero el repunte en las compras de armamento habría comenzado desde el tiroteo masivo en Colorado Springs y París. Sólo en el pasado “Viernes Negro”, el día de compras después de Acción de Gracias, más de 185,000 personas revisaron sus antecedentes penales con la intensión de adquirir un arma, esto es un incremento del 5% respecto a un año anterior, según la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Comparado con las verificaciones en diciembre de 2012, cuando 26 personas, principalmente niños, fueron asesinadas en la primaria Sandy Hook, en las pasadas semanas el interés se disparó un 40%.

Un reporte del diario The New York Times cita “notables” aumentos en las ventas de armas en Arizona, mientras que otros medios aseguran que lo mismo ocurre en California, Iowa y Texas.

Aunque en algo habrán abonado los más de 350 tiroteos masivos registrados sólo este año en EEUU.

shooting eeuu

Rebajas con adornos navideños se promueven en aparadores de armerías de San Bernardino. Algunos dependientes prefieren no hablar con la prensa. “No estamos interesados”, dijo este lunes el vendedor de la armería Highland Guns, a seis millas del lugar donde ocurrió la matanza el miércoles.

En las calles el tema no es ajeno. “Para Obama ‘hacer algo’ es quitarnos las armas”, decía un locutor de una estación de radio refiriéndose al discurso del presidente del domingo sobre dicho ataque y la necesidad de aplicar más regulaciones para adquirir armas en este país.

“Yo no creo que la solución será traer un arma fajada a la cintura”, opinó Adrián López, quien vive en San Bernardino desde hace más de una década.

“Ayer estaba precisamente hablando con mi esposa de que estamos indefensos, de que tenemos que tener algo para cuidar la casa”, comentó por su parte John Rosas, otro residente de la ciudad.

Mientras el Congreso intenta ampliar los controles de antecedentes para adquirir ciertas armas, otros abogan por la compra de éstas en aras de la “legítima” defensa ciudadana.

?>