Poderosa fundación liquidará inversiones en empresas de prisiones privadas

California Endowment gasta millones de dólares anualmente en ayudar a mejorar la salud de comunidades minoritarias
Poderosa fundación liquidará inversiones en empresas de prisiones privadas
California Endowment gasta alrededor de 120 millones cada año en programas para mejorar la salud de comunidades pobres. Las mismas que forman la más alta proporción de encarcelados y detenidos en el país, incluyendo prisiones privadas que lucran con este negocio.

California Endowment, una de las cuatro fundaciones más poderosas de ese Estado, anunció hoy que retirará sus fondos de inversión de toda compañía relacionada con prisiones privadas o centros detención, porque el efecto que el negocio de las cárceles tiene en las comunidades no es compatible con los objetivos de la organización.

Las fundaciones, como muchas otras organizaciones e individuos, invierten sus fondos en acciones de la bolsa de valores de compañías pujantes para obtener buenos retornos económicos. En los últimos años, pocos negocios han crecido tanto y tan rápidamente como las empresas de prisiones privadas, que tienen contratos con gobiernos a todo nivel para manejar poblaciones carcelarias, incluyendo a detenidos, delincuentes e inmigrantes.

“El California Endowment apoya firmemente la seguridad comunitaria y trabaja con  comunidades que experimentan graves disparidades en las tasas de encarcelamiento por delitos no violentos que podrían ser manejados a través del tratamiento de drogas y otros programas que ayudan a prevenir la delincuencia no violenta”, dijo Robert K. Ross, MD , presidente y CEO de The California Endowment. “Es esencial nuestras estrategias de inversión tienen en cuenta las posibles repercusiones que podrían tener en las comunidades que servimos.”

Según Guidestar, el California Endowment tiene un presupuesto anual de 100 millones de dólares. La fundación usa ese dinero para financiar programas en pro de la salud de las comunidades menos aventajadas del estado, principalmente la comunidad latina, inmigrante y afroamericana.

Según la organización, ya no harán inversiones “directas” a compañías que “deriven un ingreso significativo de la operación de prisiones privadas”. Las principales y más grandes empresas de prisiones privadas son Geo Group y Corrections Corporation of America o CCA.

Presión hacia otros inversores

En los últimos años han crecido las campañas para que diversas organizaciones e instituciones, como universidades, fundaciones y otros, retiren sus inversiones de bolsa de estas empresas.

La “Campaña para la Desinversión en Prisiones Privadas” es un esfuerzo que lleva algunos años enfocándose en esta tarea.  Según su página web, la campaña “está pidiendo a entidades públicas y privadas que liquiden sus acciones en CCA y GEO group, las corporaciones estadounidenses más grandes de prisiones privadas, que se han beneficiado de dinero de los contribuyentes. Ambas empresas gastan millones en cabildeo a políticos para crear leyes que mantengan llenas nuestras cárceles”.

Grupos de estudiantes también han presionado a sus respectivas universidades para retirar sus inversiones de estas empresas. En Junio, la Universidad de Columbia fue la primera en hacerlo y luego siguió el Hampshire College en Massachussets.

Este lunes, organizaciones de estudiantes afroamericanos denunciaron que la Universidad de California tiene millones invertidos en estas compañías, y pidieron que liquiden esas acciones. The Afrikan Black Coalition señaló que UC tiene 25 millones invertidos en tres compañías de prisiones privadas, GEO, CCA y G4S, según un comunicado de la organización.