“Salimos del infierno para llegar al paraíso”

Canadá acoge a los primeros 163 refugiados sirios
“Salimos del infierno para llegar al paraíso”
El primer ministro Justin Trudeau (izq.) da la bienvenida a Kevork Jamkossian y a su hija Madeleine.

Aunque cansados y ojerosos por el viaje, Georgina Zires y Kevork Jamkossian -una pareja de esposos sirios- junto a su pequeña hija de 16 meses sonríen. Junto a ellos, los otros 160 sirios que llegaron la noche del jueves al aeropuerto de Toronto sienten alivio de haber escapado de la guerra que vive su país.

“Ahora nosotros sentimos que hemos salido del infierno y hemos llegado al paraíso”, le dijo Jamkossian al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, a través de un intérprete, según informó el medio canadiense CBC News.

En Siria, Jamkossian era herrero y su esposa empleada de una tienda de ropa de mujer y ambos concuerdan que su principal motivación para salir de Siria fue su pequeña Madeleine. “Aquí ella va a poder hacer muchas cosas”.

Shadi Mardelli, otra refigiada, le dijo a la cadena de noticias a su llegada a Toronto que espera un futuro hermoso y de sentirse segura en Canadá. “Es el comienzo de algo nuevo”, agregó.

Y es que este vuelo que trajó consigo a 163 sirios, que se encontraban refugiados en Líbano, fue el primer avión militar canadiense de varios que se esperan, en un puente aéreo que antes de fin de año planea trasladar a ese país a 10,000 refugiados.

Por su parte Carolina Sefilian, quien llegó a Canadá junto con su hermana le dijo a CBC News que lo que viven “es un sueño hecho realidad”, luego de escapar de su hogar en Aleppo.

“La situación es muy mala. Yo tenía dos amigas y las perdí… Dos veces pude escapar de las bombas pero pensé en que mi vida es más valios y decidí venir”, manifestó.

Los refugiados fueron recibidos por el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien junto a otros políticos repartió abrigos y ositos de peluche para los niños.

“Ahora ustedes están seguros y están en casa”, les dijo a las primeras personas que desembarcaron de un vuelo de 16 horas, según informó el New York Times.

El sábado se espera la llegada al aeropuerto de Montreal de un segundo avión militar que transportará a más de 200 refugiados sirios. Esto forma parte del plan de Trudeau por un esfuerzo por acoger a más de 25,000 sirios antes de febrero de 2016.

Los 10,000

refugiados sirios han sido patrocinados por individuos privados y asociaciones que tienen que reunir alrededor de $21,900 dólares por cada familia de cuatro individuos que llega a Canadá.

John McCallum, ministro de Inmigración, calificó que asentar en Canadá a 25,000 sirios que escapan de la guerra civil en su país es parte de un “proyecto nacional” en el que miles de canadienses han volcado esfuerzos para hacerlo realidad.

Añadió que los próximos 15,000 sirios que llegarán a Canadá en enero y febrero de 2016 son refugiados gubernamentales y además dijo que el país podría aceptar entre 10,000 y 25,000 más el próximo año.