La historia inmigrante de Steve Jobs en un provocador grafiti de Bansky

La figura principal de la más reciente obra del artista es el fundador de Apple

Redacción

BBC Mundo

El artista del grafiti conocido como Bansky acaba de crear una nueva pieza en el campamento de refugiados de la ciudad francesa de Calais conocido como “La jungle” con Steve Jobs como protagonista.

En ella se ve al fundador de Apple –hijo de un migrante sirio a Estados Unidos– cargando una vieja computadora Macintosh y una bolsa de basura con algunas pertenencias.

bansky1

Según Bansky, el trabajo tiene como objetivo llamar la atención sobre los beneficios de la migración.

“A menudo tratan de hacernos creer que la migración es una carga para los recursos del país, pero Steve Jobs era el hijo de un migrante sirio”, dijo en una inusual declaración pública.

“Apple es la compañía con más ganancias del mundo, cada año paga más de $7,000 millones en impuestos y solo existe porque alguien le permitió la entrada a un joven de la ciudad de Homs”, agregó.

La imagen, pintada en un puente de concreto del campamento, muestra a Jobs con su habitual camisa negra cuello de tortuga y lentes redondos. Se le ve cargando una bolsa con algunas posesiones, como si fuera un migrante.

El campamento de Calais, en el norte de Francia, hospeda a unos 7,000 migrantes y refugiados, en su mayoría llegados de Siria, Afganistán y Eritrea.

En fotografías publicadas en el sitio web de Bansky se puede ver que el mural está cerca de algunas tiendas de campaña y otro grafiti en el que se lee: “¡Nadie merece vivir así!”.

bansky2

Durante su paso por el lugar, Bansky también pintó otro mural basado en la famosa pintura de Theodore Gericault “La balsa de la Medusa”, que en este caso está tripulada por refugiados que le hace señas a un lujoso yate.

El artista donó madera y otros elementos estructurales de su instalación “Dismaland” al campamento, para que se emplearan en la construcción de albergues.

El “parque de desconcierto”, que estaba en la ciudad inglesa de Weston-Super-Mare, cerró en diciembre.