Postre como de cuento

Hornea, arma y decora casitas de jengibre en compañía de tus hijos
Postre como de cuento
Foto: Reforma

Para hacer una casita de jengibre se necesita un poco de talento como repostero y otro tanto de habilidad como arquitecto y decorador. Aunque bastante laboriosas y algo costosas, estas decoraciones comestibles clásicas de Navidad, son la oportunidad perfecta para pasar un buen rato con tus hijos.

Imposible no relacionarlas con los cuentos, cuando la casita de jengibre más famosa es justo la del relato de los hermanos Grimm, Hansel y Gretel.  Pero estas creaciones dulces y especiadas también han sido capricho de realeza. En el siglo 16, Isabel I de Inglaterra las regalaba a la gente de su corte.

La repostera Sonia Arias nos regaló algunos tips y su receta. Toma nota

Para que tus casitas queden perfectas

  • El pesado es crucial, la gente siempre subestima ese paso.
  • Haz la masa un día antes para que esté muy fría y puedas manejarla mucho mejor.
  • Piensa de qué tamaño quieres la casita, trázala con regla y lápiz y recórtala en cartón, así verás cómo va a quedar ya armada. Una vez que tengas la masa, la pones encima para hacer los cortes.
  • Al estirar, pon sólo la harina necesaria para que no se pegue en la mesa y el rodillo. Si agregas de más, la masa se seca y se cuartea.
  • Las paredes son como de 2.5 milímetros de grosor. Mientras más gruesas, la casa lucirá más rústica.
  • La horneada es muy sencilla. Las piezas más chicas van a estar más rápido, como en unos 10 minutos; las grandes se tardan hasta 18.
  • Puedes pegar con caramelo o royal icing. El caramelo se endurece muy rápido y queda muy bien pegado, pero tocarlo puede ocasionarte una de las peores quemaduras de tu vida. El royal icing se tarda mucho tiempo, pero significa cero riesgo para los niños.
  • Ensaya la colocación de las piezas antes de maniobrar el caramelo. Puedes corregir huecos o techos descuadrados vertiendo un poco de royal icing con una manga, simulando nieve.
  • Busca una buena variedad de dulces, cereal y galletas para decorar.

CasaPostre1

Galleta gingerbread

Para 1 casa

Tiempo: 1 hr. 20 min.

Ingredientes:

½ taza de mantequilla a temperatura ambiente
½ taza de azúcar morena
¼ de taza melaza
1 cucharada de canela
1 cucharada de jengibre en polvo
1 cucharadita de polvo para hornear
2 tazas de harina
2 cucharadas de agua

Preparación:
En un tazón grande, mezclar mantequilla, azúcar, melaza, canela y jengibre, clavo y polvo para hornear hasta obtener una textura homogénea y suave. Incorporar harina y agua para hacer una mezcla más consistente. Dejar reposar por lo menos 30 minutos o hasta que esté firme.
Precalentar el horno a 190 °C. Hacer las plantillas de la casa con cartón
Amasar y, con ayuda de un rodillo, estirar la masa sobre papel encerado o tapete de silicón. Colocar las plantillas encima y cortar con un cuchillo cada una de las piezas, sin desprenderlas.
Hornear de 15 a 18 minutos, retirando las piezas cuando ya estén doradas.
Armar la casa pegando las piezas con caramelo o royal icing.

Royal icing

Ingredientes:
1 clara de huevo
200 gramos de azúcar glass
20 gramos de fécula de maíz

Preparación:
Mezclar perfectamente todos los ingredientes.