Tiroteo por agentes del Sheriff genera tensión en Lynwood (FOTOS Y VIDEO)

Hombre aparentemente armado recibió 33 disparos de bala incluso mientras está en el suelo; activistas piden investigación independiente
Tiroteo por agentes del Sheriff genera tensión en Lynwood (FOTOS Y VIDEO)
Una captura del video proveído por el Sheriff de LA parece mostrar a un hombre en el suelo sosteniedo una pistola en una estación de gasolina de Lynwood. /Sheriff LA

“¿Qué le vamos a decir a sus hijos? ¿Que la policía mató a su papi?”, dijo Mónica Reddix, prima de Nicholas Robertson, un hombre afroamericano de 28 años de edad que fue abatido este fin de semana a tiros por parte de dos agentes del Sheriff del condado de Los Ángeles.

“Ahora, ¿Quién llevará a los niños a la escuela”, cuestionó Reddix, mientras que el Sheriff Jim McDonnell prometió una investigación clara y profunda para esclarecer los hechos y dio detalles que preliminarmente justificarían el accionar de sus agentes.

El sábado, alrededor de las 11:10 de la mañana, Robertson caminaba de forma errática en la intersección de la Avenida Magnolia y el bulevar Long Beach, en Lynwood, junto a una gasolinera.

Tras varias llamadas de emergencia, por la presencia de un hombre que supuestamente había lanzado seis o siete disparos al aire. Agentes de la Estación Century del LASD respondieron a la escena.

http://content.jwplatform.com/players/FgAMdZf0-lVRK24O3.js

Los dos agentes involucrados dispararon un total de 33 balazos. Ambos fueron puestos en licencia administrativa, hasta que concluyan las investigaciones.

El Sheriff Jim McDonnell dijo que se hará una investigación “transparente” en relación a la muerte de Nicholas Robertson. /Jorge Luis Macías
El Sheriff Jim McDonnell dijo que se hará una investigación “transparente” en relación a la muerte de Nicholas Robertson. /Jorge Luis Macías

“El sospechoso recibió varios comandos de tirar su arma”, dijo el capitán Steve Katz, de la Oficina de Homicidios del Sheriff. “En el video se observa que tenía un arma en la mano izquierda y había preocupación por el peligro para numerosas personas, incluyendo una madre y sus hijos, quienes se encontraban dentro de un vehículo”.

Sin embargo, en otro video de la cadena ABC7, se muestra a Robertson caminando y presuntamente ignorando a los agentes, a quienes voltea a ver.

Sometido y tirado en el piso, el hombre recibió múltiples descargas. Murió en el lugar de los hechos y las autoridades aseguraron que recuperaron en la escena una pistola calibre 45.

Al menos una docena de veladoras, bandanas y otros objetos religiosos fueron depositados en un altar improvisado, en la esquina de la Avenida Magnolia y el bulevar Long Beach, en Lynwood, en memoria de Nicholas Robertson. /Jorge Luis Macías
Al menos una docena de veladoras, bandanas y otros objetos religiosos fueron depositados en un altar improvisado, en la esquina de la Avenida Magnolia y el bulevar Long Beach, en Lynwood, en memoria de Nicholas Robertson. /Jorge Luis Macías

“Ellos están entrenados para usar menos fuerza letal”, consideró Mónica Reddix. “Pudieron someterlo con el taser o balas de goma… él solamente estaba ebrio”.

El Sheriff Jim McDonell expresó en conferencia de prensa que las investigaciones del caso serán “transparentes hasta donde se pueda”.

McDonnell aseguró que Robertson ha tenido contacto previo con el sistema criminal de justicia, pero no ofreció detalles.

Esta versión fue desmentida por Nekelsha Robertson, la viuda de Nicholas, un trabajador de la construcción.

“La policía nunca va a encontrar nada en su récord… ¡Nada!”, dijo a La Opinión. “Yo hablé con él minutos antes que lo asesinaran”.

Nicholas Robertson, de 28 años, dejó huérfanos a sus tres hijos: Nekiah (7) y los gemelos Nekia y Nicholas Jr., de 6 años.

 “Estos son mis hijos, a quien ahora deberé cuidar sola”, dijo Nekelsha Robertson, la viuda de Nicholas Robertson. /Jorge Luis Macías
“Estos son mis hijos, a quien ahora deberé cuidar sola”, dijo Nekelsha Robertson, la viuda de Nicholas Robertson. /Jorge Luis Macías

‘Esto es perturbador’, dicen activistas afroamericanos

Earl Offari Hutchinson, director de la Red de Política Urbana de Los Ángeles (Los Angeles Urban Policy Roundtable) dijo que lo problemático del tiroteo es su similitud con la muerte del joven negro de 17 años, Laquan McDonald, a manos de un policía, en Chicago.

“Es perturbador ver el video”, dijo. “De nuevo vi a un agente que seguía disparándole a un sospechoso que ya estaba sometido y tirado en el suelo”.

Hutchinson indicó a La Opinión que “algo está mal” en relación a cuánta fuerza es necesaria para someter a un sospechoso y el jefe del Sheriff, Jim McDonell tendría que dar respuestas.

“Lo que vi es preocupante por el sobreuso de la fuerza letal”, expresó. “Es un mensaje terrible por parte de quienes aplican las leyes. ¿Es cuestión de entrenamiento? Tienen que responder sobre el uso excesivo de fuerza”.

El reverendo K.W. Tulloss, presidente de National Action Network y Najee Ali (der.) dijeron que la muerte del afroamericano Nicholas Robertson "es similar a la de Laquan McDonald", a manos de un policía, en Chicago y demandaron una investigación imparcial, por parte del Departamento de Justicia. /jorge Luis Macías
El reverendo K.W. Tulloss, presidente de National Action Network y Najee Ali (der.) dijeron que la muerte del afroamericano Nicholas Robertson “es similar a la de Laquan McDonald”, a manos de un policía, en Chicago y demandaron una investigación imparcial, por parte del Departamento de Justicia. /Jorge Luis Macías

Najee Ali, director de política en la Red de Acción Nacional (The National Action Network) dijo que no emitiría un juicio sobre el incidente hasta que la investigación tome su curso y se determine si el uso de la fuerza letal fue justificado o no.

“Yo no vi que [Nicholas Robertson] apuntara su arma [a los oficiales]; necesitaría ver completo el video, antes de hacer una determinación”, declaró. “Hay que saber si era necesario el tiroteo”.

Sin embargo, consideró que no solamente en Los Ángeles, sino en toda la nación, “es importante que respondamos en contra del abuso policial”.

“La tensión entre negros y latinos y la policía ha sido epidémica”, expuso. “A menudo hemos visto que estas balaceras no han sido justificadas”.

Ambos solicitaron la intervención del Departamento de Justicia.