Aún es tiempo de vacunar a sus hijos contra el flu

Autoridades de salud sugieren ponerse la vacuna antes de que aumente la actividad de la gripe en EEUU

Regreso a Clases

Las autoridades de salud de Estados Unidos sugieren a todos los padres que aún no le han colocado la vacuna contra el flu (influenza) a sus hijos, que lo hagan ahora mismo porque, si bien la actividad del virus ha permanecido baja en la mayor parte del país, se espera un incremento en el número de contagiados a partir de las últimas dos semanas de diciembre.

El informe más reciente sobre la influenza, conocido como FluView, que elaboran los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), indica que la temporada de la gripe está penas comenzando.

Debido a las inusuales cálidas temperaturas que hemos tenido en este otoño, no se ha visto una alta actividad del virus de la gripe en muchas partes del país como en años anteriores, sin embargo, se espera un aumento en las próximas semanas.

Por esta razón, los CDC aseguran que no es demasiado tarde para obtener su vacuna contra la gripe en esta temporada. Se tarda unas dos semanas después de la vacunación para que comience la protección del cuerpo contra el virus, por ello es que éste es el momento perfecto para vacunarse.

“Aunque ya haya influenza en la comunidad, nunca es tarde para vacunarse. Pueden hacerlo hasta en enero y febrero, aunque se recomienda hacerlo lo más pronto posible”, explica el doctor Jaime E. Fergie, director de Enfermedades Infecciosas Pediátricas en el Hospital Infantil Driscoll, en Corpus Christi, Texas.

“Esta temporada, al parecer, va a comenzar un poco más tarde que lo acostumbrado, lo cual es muy bueno, porque le da la opción a las personas de poder vacunarse antes de que comiencen las infecciones”, agrega el doctor Fergie, quien advierte que una vez que comiencen a aparecer casos, los mismos se esparcirán rápidamente por todo el país.

Según los CDC, los niños son, junto a las mujeres embarazadas, los ancianos y las personas con sistemas inmunológicos débiles, los más vulnerables a enfermarse con el flu y sufrir serias complicaciones por esta infección.

Debido a ello, cada año, antes del invierno, las autoridades de salud recomiendan que todas las personas mayores de seis meses sean vacunadas contra el virus de la influenza, una grave enfermedad que puede causar fiebre, tos, congestión nasal, dolores de garganta y de cabeza, dolores en los músculos, fatiga, vómitos y problemas respiratorios.

Es una medicina segura

Si usted es uno de esos padres que aún tienen dudas sobre si deben o no vacunar a sus hijos, el doctor Fergie asegura que estas inoculaciones son seguras y efectivas.

“La influenza es una enfermedad muy contagiosa y uno nunca sabe quién la va a tener de forma muy severa y quién no. Y la vacuna es la manera más efectiva de prevenir la infección, especialmente dentro de la familia, porque si le da gripe a uno, le va a dar gripe a todos”, indica el pediatra.

Estas vacunas son enormemente seguras y no causan autismo ni otros problemas secundarios”, advierte el especialista.

El experto aconseja que es fundamental estar vacunados durante la temporada de Navidad, porque es cuando vienen las visitas a la familia y hay más oportunidad para intercambiar el virus.

El doctor Fergie explica además que para los niños –y adultos—que le temen a la inyección, existen otras opciones de vacunación como el uso de aerosol nasal. “La vacuna intranasal se coloca sin agujas y con sólo un rocío del líquido dentro de la nariz para niños a partir de los dos años”.

“No sólo hay que vacunar a los ancianos y a los niños, sino a personas que tienen complicaciones de salud como asma y enfermedades cardiovasculares. Pero lo cierto es que todas las personas después de 6 meses se deben vacunar todos los años”, sugiere Fergie.

Menos latinos se vacunan

Si bien los latinos no están más propensos a enfermarse con la influenza que personas de otra raza, el doctor Fergie asegura que cuando se observan las estadísticas de vacunaciones en EEUU, los hispanos son los que tienen menos vacunas.
.

“Por ello es importante que la comunidad aprenda que la influenza es una enfermedad severa, que casusa muchas hospitalizaciones y puede ser potencialmente fatal”, acota el especialista.

Si vemos las estadísticas del CDC, todos los años se hospitalizan decenas de miles de niños, y mueren alrededor de 140 a 300 niños por influenza, muchos de los cuales estaban perfectamente sanos”, asegura el pediatra.

El médico sugiere a las personas que no confundan la influenza con el virus de la gripe común o el resfriado. El flu es una gripe muy específica para la cual se necesita una vacuna. Otros virus causan síntomas similares pero no tan severos.

Debido a que la cepa del virus de la influenza cambia todos los años y el sistema inmunológico no la reconoce, hay que ponerse una nueva vacuna anualmente.

La temporada de la influenza comienza durante los meses de invierno y alcanza su máximo en enero y marzo. Por esto, vacunarse en el otoño, durante los meses de noviembre y diciembre, es la mejor manera de protegerse y prevenir la transmisión del virus.

Se estima que más de 142 millones de dosis de vacuna contra la gripe se han distribuido en los EEUU. Cada año una 30 mil personas mueren debido a esta enfermedad que causa más de 200 mil hospitalizaciones anuales en todo el país.