Tres sitios “hot” que visitará el papa en México

México se prepara para recibir por primera vez la visita del papa Francisco, que llegará el próximo 12 de febrero al país

MÉXICO – “El papa Francisco escogió cada lugar que visitará en México”, afirma el sacerdote Eugenio Lira, vocero oficial para la visita del máximo jerarca católico a este país, en entrevista con este diario. No fue una decisión a capricho sino producto de una reflexión de un año tras reunirse con 181 obispos del país que le expusieron las diversas problemáticas según las regiones.

Finalmente, más allá de las homilías, paseos y mensajes que realizará en público, seleccionó tres lugares representativos del sufrimiento mexicano.

Centro de Readaptación Social 3 de Ciudad Juárez

Símbolo máximo de corrupción y muerte durante la primera década del milenio, el Cereso No. 3 de la fronteriza Ciudad Juárez, Chihuahua, será bendecido por Mario Bergoglio el próximo 17 de febrero en medio de  un proceso de reconstrucción que costó muchas vidas, torturas y dignidad.

Hasta apenas dos años atrás la prisión fue testigo de las miserias humanas más espeluznantes.  Ahí custodios, autoridades y criminales se organizaban para desaparecer a mujeres y obligarlas a prostituirse dentro de las prisiones.

Ahí pistoleros de los cárteles de Sinaloa y de Juárez se hacían del control del reclusorio para matarse unos a otros: en 2009, las cámaras de seguridad videograbaron la masacre de 121 reos de las pandillas rivales Aztecas y Mexicles.

El gobierno estatal quitó el control de la cárcel al municipio en 2011 y poco a poco se fue reconstruyendo para someterla a mecanismos de control internacional.  actualmente tienen un hospital, mediciones de calidad en orden, limpieza, registros y hasta una escuela para padres que necesita un “empujón de fe”.

 San Cristóbal de las Casas

 Epicentro de la guerrilla zapatista indígena de 1994, San Cristobal de las Casas, Chiapas, recibirá por primera vez en su historia la visita de un papa el 15 de febrero en una época en que el catolicismo empieza a perder terreno en el estado por la llegada de combativos misioneros, principalmente evangélicos, en busca de conversos.

Actualmente sólo el 58% de la población en Chiapas es católica, según el último censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía 2010. Y sigue a la baja.

Los indígenas chiapanecos se han visto atraídos por nuevas religiones después de varios siglos de permanecer como uno de los grupos más pobres y marginados del país con una jerarquía católica distante aunque curas como Samuel Ruíz entregaron su vida y trabajo a la dignificación de las etnias locales.

Ruíz fue mediador entre el gobierno y los guerrilleros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional cuando a mediados de los 90 del siglo pasado se levantaron en armas para exigir su derecho de oriundos a la tierra y autonomía de gobierno.

Tales exigencias dieron origen a la Ley de Usos y Costumbres que legalizó las formas indígenas de elegir autoridades y dio pauta a la creación de las polémicas policías y cárceles comunitarias.

Con todo, las condiciones de rezago social y económico de los pueblos indígenas continúa.

Hospital Infantil de México Federico Gómez

Si Cristo pidió a sus apóstoles dejar que los niños se acercaran a él, ¿qué mejor manera de seguir el ejemplo del hijo de Dios que visitar al hospital pionero y vanguardia de la medicina pediátrica en México el 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad?

A su paso, el papa Francisco encontrará los casos más emblemáticos de las enfermedades de la niñez en México, osteoporosis, labio leporino, problemas cardiacos, del hígado, riñón o cáncer de todo tipo porque esta enfermedad es la principal causa de muerte de menores de 14 años en México con 23,000 nuevos casos cada año.

En el Hospital Infantil Federico Gómez  se trataron recientemente complejos cuadros de salud como el de Fátima, una niña que nació con problemas de displacia facial, es decir, con  los dos lados del rostro separados; o el de las siamesas Amayrani y Malay Melany quienes nacieron unidas de la espalda inferior de la espalda y compartían la médula espinal o el de María Luisa Lira cuyo hijo Kelia fue operado de una hernia antes de nacer en una cirugía fetal.

En 1979, el papa Juan Pablo II realizó también una visita a este centro cuyos antecedentes se remontan a1532 por el impulso del misionero Vasco de Quiroga y alberga dos obras icónicas del muralista Diego Rivera: “La procesión de la posada” y “La Piñata”, ambas de 1953.